Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Presupuestos’

Es un lugar común en todos los análisis que uno lee sobre la situación actual el dar por hecho que Zapatero pactará con el PNV los próximos presupuestos a cambio de transferencias para Euskadi. Soy de los que opina que una negociación presupuestaria no es el lugar adecuado para cambiar cromos sobre competencias autonómicas por dignidad, en primer lugar, pero también por sentido práctico, por cómo contemplan ese mercadeo desde España y la imagen negativa que arroja sobre los llamados “nacionalismos periféricos”. Es triste tener que recurrir a una negociación presupuestaria para lograr que se aplique la Ley y que competencias que territorios como Euskadi deberían ejercitar desde hace 30 años sean por fin una realidad. Pero es más triste todavía comprobar que es imposible explicarle eso a una persona de fuera de Euskadi sin que piense que no eres sino un pedigüeño y un aprovechado o simplemente un “nacionalista de mierda”.

Es bastante frecuente escuchar a ciertas personas criticar las propuestas de reforma de los regímenes autonómicos en el estado español y cantar las alabanzas de la época de la transición a la democracia, cuando todo se hacía por un amplio consenso y gracias al acuerdo y buena voluntad de todos. Normalmente ese argumento se emplea para criticar a esos nacionalismos insaciables que no hacen otra cosa que pedir nuevas transferencias y mayores cotas de autogobierno aprovechando cualquier resquicio y cualquier momento de debilidad por parte del gobierno de turno en Madrid. Pero lo que no ven o no quieren ver esas mismas personas es que ha habido un histórico incumplimiento de ese supuesto espíritu de la transición que distinguía entre regiones y nacionalidades no cuantitativamente, por la cantidad de competencias que cada cual pudiera llegar a tener, sino, cualitativamente, por lo diferente de su conciencia identitaria e incluso por el distinto origen de sus competencias (como es el caso de Navarra y Euskadi, con sus derehos históricos y sus regímenes forales). Tampoco quieren ver esas mismas personas que tanto ensalzan la transición y la Constitución de 1978 que esa misma norma contiene artículos, como el 150.2 que permite a un Gobierno transferir competencias a una determinada Comunidad aunque en un principio dichas competencias se considerasen como exclusivas del Estado. Es perfectamente constitucional la superación del techo autonómico y aquel pacto constitucional de 1978 así quiso reconocerlo.

El problema es que los llamamientos al espíritu de la Constitución de 1978 o al consenso constitucional en realidad suelen ocultar argumentos, ideas y opiniones no tan constitucionales y democráticos. Lo que subyace bajo esa argumentación no es otra cosa que un nacionalismo español que considera que lo que hay es ya demasiado “ceder” a unas “regiones de España” que debieran estar agradecidas; un nacionalismo español que considera impensable cumplir lo que la propia Ley dice (no ya el espíritu sino la letra misma de los Estatutos de autonomía ha sido incumplida por gobiernos tanto del PP como del PSOE); un nacionalismo, en definitiva, que niega el carácter abierto, dinámico y cambiante de las identidades y de las relaciones entre esas nacionalidades (naciones para muchos de nosotros y cada vez para más personas) y el Estado. Un nacionalismo que no pone objeciones mientras las cosas vayan según lo que a ellos les interesa, pero que se rasga las vestiduras cuando alguien se sale de su guión y que no tiene problema alguno a la hora de cuestionar  y poner en duda la legitimidad de decisiones mayoritarias fruto de un pacto político como ha ocurrido con el Estatut de Catalunya.

Anuncios

Read Full Post »

El mes de enero se publicó en prensa una noticia ante la que un ciudadano despistado habría pensado que tras las Navidades nuestros políticos se habían vuelto locos: el alcalde de Zizur Mayor, de Nabai, niega a un trabajador del Ayuntamiento el permiso para estudiar euskera y los concejales de UPN y PSN solicitan un pleno para condenar esa decisión del alcalde y exigir que se autorice a ese trabajador a asistir al curso. A que leído así parece el mundo al revés.
Pero si uno escucha los argumentos expuestos por el alcalde y estudia lo que UPN y PSN han aprobado en el Parlamento de Navarra para el euskera para el año 2010, o estudia de qué manera proceden con el euskera estos partidos en ayuntamientos que tienen la alcaldía, entonces se entiende mejor la noticia.
Resulta inmoral que quien ha aprobado una drástica reducción del 45 % de la subvención a todos los ayuntamientos que tienen servicio municipal de euskera critique que no se autorice la asistencia a un curso en enero al secretario municipal por necesidades del servicio. El alcalde lo ha explicado en prensa y en el pleno, ha dicho que se le indicó que en enero había mucho trabajo y que debería realizar el curso en otras fechas. Pero la explicación no satisface a la oposición, no porque ellos procederían de otra manera en un caso similar, sino porque quieren sacar rentabilidad política.
Basta con analizar números y procederes para ver que hay de auténtico en las vestiduras rasgadas de estos dos grupos políticos.
– ¿Afecta el color político del ayuntamiento al apoyo al desarrollo del euskera en esa administración? Evidentemente sí. La alcaldesa de Estella, UPN, afirma que el euskera es contrario al ideario de UPN. Muchos de los ayuntamientos gobernados por UPN o PSN, con honrosas excepciones, asignan bajos presupuestos a la normalización del euskera, por el contrario, los ayuntamientos gestionados por Nabai suelen asignar más recursos y adoptan medidas que fomentan el euskera en la localidad y buscan respetar los derechos lingüísticos de los vascohablantes en su localidad. Y si este último año se están viendo obligados a revisar a la baja la dotación de los servicios municipales de euskera es como consecuencia del drástico recorte presupuestario en el Parlamento.
– Casi todos los ayuntamientos de las zonas vascófona y mixta y 2 de la no vascófona tienen suscrito un convenio de colaboración con el Gobierno de Navarra desde 1998 para la financiación y colaboración de los servicios municipales de euskera. Existen un total de 24 servicios municipales que dan trabajo a 28 técnicos municipales. La dotación presupuestaria en 2008 fue de 550.000,00 euros, el año 2009 fue de 350.000,00 euros y para el año 2010 se ha aprobado una dotación de 163.601,00 euros. El recorte es del 70%.
– Los autores de dicho recorte son UPN y PSN, que en el Parlamento aprueban unas partidas que no alcanzan los importes acordados en el Convenio pero se sienten autorizados a criticar la actuación del alcalde de Zizur, y quedan mudos ante sus hermanos mayores. Porque resulta que siguiendo el texto del Convenio firmado por el Gobierno de Navarra, la dotación presupuestaria anual para los servicios municipales de euskera debería ser de al menos 1.000.000,00 euros.
– Los homólogos de UPN y PSN gobiernan en la Comunidad Autónoma Vasca. Si uno estudia el presupuesto aprobado para la Viceconsejería de Política Lingüística de la Comunidad vecina en 2010 puede observar que asciende a 99.175.595,00 euros (45,98 euros por habitante), inferior en un 3% al de 2009. El recorte aplicado es similar al recorte aplicado al conjunto del presupuesto. Si se miran los datos de Navarra el presupuesto para 2010 es de 3.191.002,00 euros (5,14 euros por habitante). El dato numérico indica un incremento de 1,4% respecto a 2009, pero hay que tener en cuenta que se han incorporado los traductores que antes dependían de otra unidad administrativa. Quitando este gasto la comparación da un recorte del 5,8% respecto a 2009. Un último dato: si se aplicara una estimación respecto a lo que cada Comunidad gasta en Política Lingüística y teniendo en cuenta el nivel de conocimiento de euskera de Navarra, la dotación presupuestaria necesaria para poder desarrollar lo que la Ley del Vascuence establece el Parlamento debería aprobar una partida para Euskarabidea de al menos 9.000.000,00 de euros (unos 15,00 euros por habitante), cantidad insuficiente para desarrollar un política lingüística activa pero que se podría considerar un buen comienzo. En la actualidad el presupuesto de Euskarabidea es de una tercera parte.
– ¿Nabai puede hacer más? Evidentemente sí. Es necesario dar muchos pasos para conseguir el respeto de los derechos lingüísticos de toda la ciudadanía Navarra y todos podemos hacer más de lo que hacemos. Pero no olvidemos que, aunque no todo lo que se tiene que hacer depende del dinero, es evidente que los recursos económicos actuales están por debajo de los mínimos necesarios.
– Y Euskarabidea puede hacer más? Con los recursos actuales es evidente que no, bueno tal vez sí. Podría pedir al Gobierno de Navarra que cumpla con la Ley del Euskera y podría hacerle ver que los recursos económicos actuales, por muy sustentados que estén por el Parlamento son muy insuficientes para poder desarrollar las funciones que tiene asignadas. Las críticas que recibe desde colectivos euskaltzales pueden escocer pero no se puede olvidar que los responsables del bloqueo de la institución no son esos colectivos sino quienes tienen la obligación de cumplir la normativa vigente. Al hilo de esto hablar de dimisiones siempre es una tentación, reconozco que yo ya habría dimitido, pero desde luego la dimisión no es la causa del problema ni supondría una solución. El problema está en otro lugar: sigue siendo un punto estratégico de la política de UPN ya que le da una alta rentabilidad política aparecer contra el nacionalismo y para muchos navarros nacionalismo vasco y euskera van unidos. Y si a eso añadimos que el PSN está permitiendo esta línea política, que muchos de sus dirigentes además comparten, pues ya tenemos montada la base de la estrategia.

Si UPN y PSN quieren avanzar en la normalización del euskera que lo demuestren en el Parlamento de Navarra y que dejen de utilizar la autorización de un curso de euskera a un empleado como pretexto para desgastar políticamente a Nabai. Ellos deberían ser los primeros en demostrar que el euskera no es un elemento de confrontación política, porque son los que gobiernan en Navarra.

Read Full Post »

Tengo la sensación de que en los últimos años se han ido incrementando las partidas que quedan reflejadas en los Presupuestos con nombre y apellidos. Son cada vez más las partidas recogidas en los Presupuestos que quedan asociadas al desarrollo de una acción concreta en una localidad determinada. No es algo que ocurra única y exclusivamente en Navarra, sino que es un fenómeno frecuente también en los Presupuestos Generales del Estado e, imagino, también en otras Comunidades Autónomas (aunque confieso que no he tenido tanta curiosidad como para comprobarlo).

No niego que haya ocasiones en las que el interés general pueda tener nombre y apellidos, momentos o coyunturas en las que solucionar el problema de alguien o de alguna localidad ayude al bien común. Es hasta comprensible que una intervención en un punto negro de la red de carreteras se sufrague con una partida presupuestaria concreta, fuera del Plan Director de Carreteras.

Sin embargo, lo que está ocurriendo en los últimos años es que los Presupuestos se están convirtiendo en objeto de mercadeo para cerrar acuerdos por parte de fuerzas políticas que gobiernan en minoría, tanto en Madrid como en Pamplona. En estos casos, el criterio para decidir a quién se le da el dinero y a quién no no es técnico ni se basa en el interés general, sino que sigue criterios de interés particular, de un partido político o de un ente local o de una asociación cultural o de otro tipo.

Ayer se aprobaron en Navarra unos Presupuestos para el 2010 en los que el dinero de todos no se reparte entre todos por igual, sino que reserva un buen número de millones en partidas que van a quedar al margen de los criterios de concurrencia y competitividad que deben regir, legal y moralmente, la labor de la Administración. Con estos presupuestos, pactados y escenificados por UPN y PSN, va a haber ayuntamientos, por ejemplo, que van a recibir dinero por dos vías:

  • las convocatorias de subvenciones o planes de infraestructuras (como el Plan Cuatrienal del Departamento de Administración Local de Gobierno de Navarra) a las que todos podrán concurrir en igualdad de condiciones,
  • y, además, una partida presupuestaria creada ex profeso para ellos (y no para otros con las mismas o mayores necesidades) por el simple hecho de tener una alcaldía de un determinado signo político.

Mientras unos ayuntamientos tienen que ponerse a la cola cuando solicitan una subvención para un centro de 0-3 o mejoras en las infraestructuras, otros ven cómo, graciosamente, merced a un acuerdo entre UPN y PSN logran esa dotación sin esperas, ni convocatorias de subvenciones, ni verse sometidos a las exigencias y varemos marcados por el propio Gobierno de Navarra con carácter general. ¿No sería más justo incrementar la partida ya existente para esas convocatorias con el dinero dado a una localidad concreta y que pasara el siguiente de la lista? Es evidente que sí, pero también lo es que no es tan política o electoralmente rentable.

Qué pretenden UPN y PSN con estas partidas es evidente. Se trata, como en el peor clientelismo predemocrático, de premiar a los propios. Lo que yo me pregunto es si estamos ante una práctica irregular y hasta inconstitucional. Desde luego, en lo que no albergo duda alguna es en afirmar que si la Ley permite esto, hay que cambiar la Ley.

Read Full Post »

20091027_antivasquismoDesde las posiciones políticas defendidas por personas como Víctor Pradera y otros, el navarrismo se ha ido consolidando como una variante del nacionalismo español con una fuerte dosis de anti-vasquismo. Podríamos poner numerosos ejemplos de los años 20 y 30, antes de la Guerra Civil; muchos más todavía de los años 40, 50, 60 y 70, en pleno franquismo; de los 80 y 90, ya en plena democracia; o también de esta primera década del siglo XXI.

El último ejemplo lo podemos encontrar en las críticas vertidas desde Navarra, concretamente desde el PP navarro y desde UPN, al acuerdo alcanzado entre PSOE y PNV para que las Ikastolas navarras se beneficien de 2 millones de euros ante el anunciado recorte de fondos para este fin del Gobierno Vasco de Patxi López. Es curioso ver cómo quienes afirman defender a los navarros critican que otros consigan fondos que ellos ni han podido ni han querido pelear en Madrid.

La crítica podría ser justificable en el caso del PP porque se trata de una fuerza enfrentada al PSOE en todo, especialmente cada vez que llega el debate en torno a los Presupuestos Generales del Estado. Pero es cuando menos curioso ver cómo la crítica llega también desde UPN, en boca, sobre todo, de su diputado, Carlos Salvador (y también de su portavoz en el Parlamento de Navarra, Carlos García Adanero, aunque con matices forales).

A pesar de la supuesta colaboración existente entre UPN y PSN-PSOE (evidente para tantas cosas) ha tenido que ser una fuerza como el PNV la que ha negociado y conseguido 2 millones de euros destinados a mejorar la educación en Navarra. El PNV, una fuerza política que ha sido enviada a la oposición por el PSE-PSOE, ha tenido la capacidad de negociar con los socialistas en Madrid, mientras que UPN, que se mantiene en el poder en Navarra gracias al PSN-PSOE no ha tenido los mismos reflejos y se contenta con poder sacar adelante sus presupuestos en Navarra. Es más, quien ha alcanzado el acuerdo ha sido el PSOE de Madrid, porque si hubiera sido por el PSN tampoco se habría conseguido nada. Para dar un toque de color al tema, Miguel Sanz, el gran defensor dentro de UPN de los acuerdos con el PSN, se alegraba de la noticia a pesar de lo que su compañero decía en Madrid.

Sin embargo, la actitud de PP y UPN al respecto de la enmienda pactada por PNV y PSOE evidencia algo más que la total falta de interés de ambas formaciones por el euskera, por la educación en euskera y por los navarros que optan por este modelo educativo. La crítica a la enmienda se ha vestido con el ropaje navarrista de una injerencia del nacionalismo de la CAV sobre competencias forales como la Educación pero, en realidad, no es sino una muestra de ese sentimiento anti-vasco de un navarrismo que prefiere perder los 2 millones de euros antes de que estos se destinen a las Ikastolas navarras.

Un sentimiento anti-vasco (alimentado por el terrorismo durante décadas) que ha dirigido la política navarra de UPN en las últimas legislaturas, que ha servido de excusa para la expulsión de CDN del Gobierno Foral y que UPN no consigue maquillar a pesar de que se ha puesto de manifiesto que la sociedad navarra no le sigue por ese camino. Un sentimiento que, no obstante, parece que puede todavía dar votos y decantar a un cierto sector de votantes hacia PP o UPN.

Read Full Post »

esperanza_aguirre_sanidad_publica[1]

En la cultura del Estado del Bienestar, se considera que todos los ciudadanos (no sólo los trabajadores, como venía siendo habitual anteriormente) tienen los mismos derechos a lograr unas determinadas cotas de bienestar. Por ello, cuando se perciben colectivos que no pueden acceder a esas cotas, se establecen una serie de mecanismos correctores para tratar de solucionar esas situaciones, actuando no sólo sobre las necesidades, sino también sobre las causas de ellas. A grandes rasgos, algunas de las principales características del Estado de Bienestar son: derechos de seguridad social, como las pensiones, sanidad o desempleo; derecho a la educación y la cultura; derecho a la igualdad de oportunidades, con actuaciones centradas en conseguir que todo el mundo pueda partir de un mínimo común.

Esta semana han coincidido varias noticias que me han hecho plantearme la pregunta del encabezado:

En el autobús, una mujer del pueblo, de las de la “derechona” de toda la vida, se quejaba amargamente de que a su marido le habían dado dos meses de espera para realizarle una prueba médica, ante lo cual no había tenido más remedio que acudir a la sanidad privada (Opus), con el consiguiente coste. Extrañamente, en su opinión toda la culpa de esa situación era del médico, que sin ningún tipo de sensibilidad le hacía postergar durante todo ese tiempo el análisis, dando por hecho que se podría realizar con anterioridad. Yo, que ingenuamente creía que algo de crítica habría también para el Sistema Navarro de Salud y las listas de espera, me quedé algo desconcertado.

El miércoles 21 de octubre, leo en el Diario de Noticias la denuncia que realiza NaBai, criticando que el área de Bienestar Social del Ayuntamiento de Pamplona haya rescindido los contratos de los servicios de atención a la infancia, a mujeres en dificultad social, asistencia a las personas sin hogar y viviendas comunitarias. Sé de primera mano que no ha habido ninguna queja por parte de l@s usuari@s, e incluso los responsables de Bienestar Social felicitaron a la adjudicataria ahora perjudicada –la cooperativa Kamira- por su magnífica labor. Sin embargo, ahora se propone una “reestructuración”, que podemos imaginar en qué consistirá, teniendo en cuenta que se va a dotar de mucho menos dinero. Además de las 25 personas que se quedan en el paro, nos podemos figurar la situación de esos usuarios.

Por otra parte, leo que la UPNA se verá obligada a prescindir de algunos servicios en caso de confirmarse la caída presupuestaria propuesta por el Gobierno de Navarra para el año próximo. Ya el año pasado, la universidad tuvo que acudir a todo el remanente que tenía de tesorería (8 millones de euros) para cubrir la carencia presupuestaria. Los servicios perjudicados podrían ser algunos másteres, much@s de los profesor@s asociad@s –que conforman un significativo porcentaje del total de profesorado del centro-, determinados servicios de biblioteca e incluso la viabilidad de la UPNA en Tudela estaría en peligro, entre otras áreas perjudicadas.

Sanidad, Servicios Sociales y Educación, tres pilares del Estado del Bienestar que UPN-PP, con el visto bueno del PSN, están empeñados en derribar. ¿A quién beneficia esto?

Read Full Post »

20091022_PresupuestosUPN y PSN siguen desarrollando la hoja de ruta del navarrismo, a la que me refería hace unas semanas. Tras la ruptura de UPN con el PP y la expulsión del CDN del gobierno le llegó el turno al PSN y los acuerdos a los que había llegado con NaBai en varios ayuntamientos navarros fueron abandonados. Eso sí, lo que el PSN no dejó fueron las alcaldías logradas gracias a los votos de NaBai. Toda una lección de ética política, sí señor.

Lo que toca ahora es hablar del Proyecto de Presupuestos Generales de Navarra para el año 2010. Estoy convencido de que, como ocurrió el año pasado, las cifras están acordadas y tanto UPN como PSN tienen claro cómo van a ser los Presupuestos del aó próximo. Ahora lo que toca es escenificar el acuerdo acaparando el mayor número posible de portadas de periódicos y transmitiendo, al mismo tiempo, el gran esfuerzo que unos y otros han hecho por la tan cacareada gobernabilidad de Navarra, especialmente en momentos de crisis como el actual. Por otro lado, tampoco interesa que parezca que ambas fuerzas son una, así que hay que dejar claro el desacuerdo inicial y la distancia de unos y otros en cuanto a las posiciones ideales que cada cual defiende. Cuanto mayor sea la distancia inicial más mérito tendrá el acuerdo alcanzado al final.

Como si de un guión preescrito se tratara (y en buena medida así es), en estas próximas semanas el PSN se rasgará las vestiduras por la actitud de UPN ante los Presupuestos Generales del Estado y amenazará con romper el acuerdo (de hecho ya está advirtiendo de una posible enmienda a la totalidad de los Presupuestos navarros). Criticará duramente un Proyecto de Presupuestos que no contempla aspectos sociales irrenunciables para una fuerza progresista y pedirá o incluso exigirá cambios y mejoras de calado si UPN quiere contar con su apoyo.

Los socialistas elaborarán un importante número de enmiendas a los Presupuestos, pero serán enmiendas parciales y no a la totalidad. Las propuestas de los socialistas estarán dirigidas a incrementar el montante final de los Presupuestos y, especialmente, a mejorar partidas sensibles para la izquierda de modo que aparezcan ante la opinión pública como los grandes defensores del gasto social. Producto del debate parlamentario unas cuantas de dichas enmiendas serán aceptadas por UPN, a consecuencia de lo cual el PSN decidirá votar a favor de los Presupuestos de Navarra. Aunque las Cuentas no sean las que el PSN hubiera deseado, dirán con estas palabras o con otras similares, había que hacer un esfuerzo en estos momentos y el PSN sabe sacrificarse por Navarra y mantener una postura responsable frente a la radicalidad de otros.

UPN cederá en varios aspectos para que el PSN pueda salvar la cara ante su electorado de izquierdas y ante lo que la sociedad espera de un partido “socialista” cuando finalmente vote los presupuestos de la derecha. Y, ¿qué habrá conseguido UPN? Pues, nada más y nada menos que sacar adelante los Presupuestos un año más sin el desgaste político que supondría tener que funcionar con unos Presupuestos prorrogados a causa de no haber logrado los apoyos necesarios en el Parlamento.

Algunos pensarán que todo es una farsa y un engaño a la sociedad y no les faltará razón. Otros argumentarán que todo es algo normal en el juego de la política. Pero en realidad, esto no es sino una manera muy concreta de entender la política basada en gestos huecos y vacíos, algo que comparten, como tantas otras cosas, UPN y PSN, pero que no es la única forma y, desde luego, no la mejor de hacer política.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: