Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Navarra’

[en Diario de Noticias de Navarra, 26 de noviembre de 2011, por el Foro Er@gin, integrado por Gregorio Monreal, Fernando Mikelarena, Álvaro Baraibar y Mikel Aramburu Zudaire]

El 20-N puede dar lugar a multitud de análisis y enfoques diferentes, entre otras cosas, porque eran varias las cuestiones que estaban en juego. Han sido las elecciones de la democracia en que el PP ha conseguido su mejor resultado, superando la mayoría absoluta de José María Aznar en 2000, y en las que, al mismo tiempo, el PSOE ha obtenido sus peores resultados, por debajo del suelo de los socialistas liderados por Joaquín Almunia en 2003 (con 125 diputados) o de las elecciones constituyentes de 1977 (con 118 diputados). Más allá de estos resultados, pese a la rotunda mayoría absoluta de los populares y tal vez como una reacción espontánea al esquema bipartidista, en esta XI legislatura van a estar representadas en el Congreso ocho formaciones de implantación regional o de nacionalidades. No es baladí que la suma de los votos obtenidos por PP y PSOE haya pasado de los más de 21,5 millones de 2008 a los 17,8 del pasado 20-N.

Aunque, a la hora de legislar, Mariano Rajoy podrá prescindir del resto del arco parlamentario si así lo quiere, quizás necesite amplios consensos para tomar determinadas decisiones o impulsar ciertas políticas. En este sentido, el líder del PP podría buscar acuerdos por dos vías diferentes, en buena medida excluyentes entre sí. La primera opción le llevaría a apoyarse, como tantas veces han hecho los Gobiernos del Estado, en los partidos nacionalistas de Cataluña y Euskadi y en formaciones regionalistas como Coalición Canaria. Sería más fácil llegar a acuerdos con ellas en lo que concierne a las medidas anticrisis, la gran cuestión de la presente legislatura. Pero no hay que excluir el entendimiento con formaciones de ámbito estatal como UPyD -la fuerza emergente de signo españolista radical- y el propio PSOE. La crisis podría obligar a ello a los socialistas, sin olvidar que cualificados dirigentes del partido comparten el deseo de recentralizar el Estado que han expresado el PP y UPyD. El entendimiento PP-PSOE para la reforma constitucional con que se cerró la legislatura es buena prueba de ello.

Uno de los pilares del pacto constituyente fue la organización territorial y el reconocimiento del hecho diferencial de las nacionalidades, condicionado, sobre todo, por la reivindicación histórica de la diferencialidad vasca y catalana. En las últimas décadas las deficiencias de las fórmulas de integración ofrecidas a esas dos nacionalidades en los acuerdos constitucionales y estatutarios han motivado que desde esos dos ámbitos se haya planteado la necesidad de otros pactos. En este sentido es significativo que PNV y Amaiur hayan obtenido 11 de los 18 diputados en la CAV, o, algo insólito durante la etapa democrática, los 16 escaños de CiU en Cataluña, o los 2 diputados de GeroaBai y Amaiur en Navarra. Se dirá que es un reflejo de autoprotección ante la avalancha del PP, pero en todo caso son datos que expresan el enraizamiento y la operatividad del hecho diferencial de estos territorios y de la necesidad por ello de escuchar y tener en cuenta sus voces a la hora de definir las líneas de actuación de la presente legislatura.

El 20-N era también importante en Navarra y la CAV. Tras años en que la IA no había podido presentarse a unas generales, había llegado el momento de ver cómo se recomponía el espacio nacionalista tras el abandono de las armas por parte de ETA. En la CAV, PNV y Amaiur se disputaban la condición de fuerza mayoritaria. Es cierto que Amaiur, empujada por la gratitud social por el fin de la violencia, ha conseguido 6 diputados frente a los 5 del PNV, pero los jeltzales continúan siendo el partido más votado con casi 40.000 sufragios de ventaja sobre aquélla. Se repite así un resultado casi idéntico al del 22-M, algo muy a tener en cuenta de cara a los comicios de la CAV, se celebren estos en 2013 o antes, en el caso de que PSE y PP no sean capaces de sostener al Gobierno López hasta entonces.

En Navarra, la debacle del PSOE ha coexistido con un relativo fracaso de la coalición UPN-PP que, aunque ganadora, se ha quedado lejos de su techo histórico por no haber podido retener el electorado propio ni atraer el ajeno. Por otra parte, el éxito relativo de I-E queda matizado por su dimensionamiento real, sin capacidad de sumar el voto desencantado del PSOE. También merece ser comentada la subida de UPyD, expresión de que entre nosotros existe un sector social que escucha con agrado un mensaje de patriotismo español o españolista centralizador, enriquecido con ingredientes explícitamente antiforales.

Pero no cabe duda de que aquí la gran incógnita era saber cuál iba a ser el resultado de GeroaBai, después de que, en diferentes momentos de estos últimos años, Batzarre, EA y Aralar abandonaran NaBai. Comentaristas y políticos pensaron que era una pugna desigual decidida a favor de Amaiur, pero las elecciones han mostrado que algo se mueve y está cambiando en el espacio político abertzale y vasquista; que se acentúa la permeabilidad y crece el deseo de propiciar un entendimiento transversal; que se difuminan las fronteras entre el voto nacionalista vasco y el no nacionalista; y que la política de frentes y de enfrentamiento que tantos réditos ha dado a algunos pierde su virtualidad. El éxito de GeroaBai -con una Uxue Barkos que ha representado y ha sabido trasladar la ilusión y la credibilidad del proyecto- acredita la validez de los valores políticos que empezó a defender NaBai en 2004. Hay un sector decidido de la opinión pública navarra que cree que esa vía no debe abandonarse. El camino que lleva al cambio político en esta tierra es largo y difícil pero ya se ha recorrido una etapa y nos vuelve a dirigir la mirada no al pasado, sino al futuro.

Read Full Post »

[por Álvaro Baraibar, en Diario de Noticias de Navarra, 7 de noviembre de 2011]

HEMOS superado ya el primer fin de semana de campaña de las elecciones generales, las undécimas de la democracia en este undécimo mes del año 2011. Las papeletas que se depositen en las urnas el próximo 20-N configurarán un Congreso y un Senado en su décima legislatura, undécima si tenemos en cuenta la constituyente de 1977. El destino (en forma de Junta Electoral Provincial) ha querido que en Navarra fueran también once las candidaturas aceptadas, de modo que tenemos un once, del once, del once elevado a la enésima potencia.

A pesar de los grandes pronunciamientos sobre momentos históricos o sobre posibles vuelcos electorales, los comicios suelen mostrar la imagen de una sociedad que cambia lentamente o que, incluso, se resiste a cambiar. Por tanto, ¿qué podemos esperar, qué es distinto en esta ocasión?

Con el permiso del CIS o sin él, el 20-N la ciudadanía dirá cómo de grande es la factura a pagar por el PSOE por su pésima gestión de la crisis económica y cuál será la mayoría con la que el PP podrá contar en los próximos cuatro años. A nivel de Euskal Herria, la cuestión estará en ver cómo se configura el reparto de escaños tras el abandono de la violencia por parte de ETA y ahora que la izquierda abertzale oficial puede presentarse a las elecciones y lo hace en la cresta de la ola gracias a la esperanza de la paz. Será interesante ver si Amaiur (¿o tal vez Sortu?) estará en condiciones o no de pelear con el PNV en las próximas elecciones autonómicas vascas la condición de fuerza nacionalista más votada. Y en cuanto a Navarra, más allá de otras cuestiones (también relevantes), tal vez el aspecto más importante a resolver el 20-N sea ver hasta qué punto la sociedad navarra está harta de una política antigua, una política de bloques como la que hemos vivido en el pasado y decide apostar por nuevas maneras de entender y de actuar en la vida pública, por explorar nuevas vías a la hora de construir un futuro diferente. La gran incógnita en Navarra, el próximo 20-N, es, en definitiva, Geroa Bai. Hamaika galdera, ¿zenbat erantzun?

Read Full Post »

Imagen del mitin de Amaiur. Algunas caras lo dicen todo.Es más que evidente que algo está pasando en Amaiur. La coalición no ha sido capaz de consensuar un programa electoral. Así de simple y así de grave. Ante esta situación Txentxo Jiménez ha tenido que salir a decir que no tienen programa porque no van a gobernar, de modo que les sirven unas simples bases. Igual resulta que tiene razón y que total, para ir a Madrid sólo cuando se hable del problema vasco, no necesitan programa.

Sin embargo, no es solo por esto, sino que son ya muchas las pistas que nos indican que en Amaiur hay marejada de fondo. Sabino Cuadra, cabeza de lista de Amaiur por Navarra, fue impuesto por la Izquierda Abertzale Oficial a pesar del veto de Aralar, un partido político al que Sabino ha dedicado flores y lindezas de todo tipo durante los últimos años. Basta repasar un poco de hemeroteka para encontrar artículos como “Diferencias insalvables”, dedicado por Cuadra a Aralar y publicitado a bombo y platillo por webs muy concretas, con el ánimo de hacer desde la Izquierda Abertzale Oficial todo el daño posible al partido liderado por Patxi Zabaleta.

Pero la última de las pistas habla por sí sola. Ayer, sábado, se celebraba a bombo y platillo un gran mitin de Amaiur en el Anaitasuna. Era la puesta de largo de la coalición, el gran mitin nacional, organizado y preparado para transmitir la imagen con la que se presentan a las elecciones. Hasta el último momento estaba previsto que Aritz Romeo (Aralar), segundo en la lista de Amaiur al Congreso por Navarra hablara. Jugaba en casa y se suponía que tenía un papel que desempeñar y algo que aportar al proyecto desde su partido. Sin embargo, no fue así y finalmente ni Aritz Romeo ni ningún otro candidato de Aralar al Congreso de los Diputados intervino. Todo estaba tan preparado que, a pesar de que Aritz no abrió la boca, en el discurso que le escribieron a Sabino Cuadra y que Amaiur ha colgado en su web (http://www.amaiur.info/?p=418&lang=es) podemos ver cómo el cabeza de lista por Navarra menciona unas palabras de Romeo:

AMAIUR une el presente de hoy a favor del derecho de autodeterminación con la Euskal Herria del siglo XXI levantada sobre nuevos cimientos: cimientos que, como ha dicho Aritz, están basados en la de justicia social; la igualdad, autonomía e independencia para las mujeres y respeto y hermanamiento con la Ama Lurra.

Esto es lo que tenía que haber leído Sabino Cuadra y era lo que Artiz Romeo tenía que haber dicho, pero el bueno de Aritz no habló, así que no pudo leer lo que le habían preparado.

La impresión que da es que Batasuna no está esperando ni tan siquiera al 21 de noviembre para acabar con Aralar. La única duda es saber si lo hace porque las ganas de venganza y de hacer sangre son más fuertes que la prudencia de quien valora el momento en el que lanzarse sobre la yugular expuesta de su enemigo o si todo es un movimiento calculado y pensado sobre la creencia de que lo que aporta Aralar a Amaiur es igual a 0.

Hemos sabido, al mismo tiempo, que parlamentarios de Aralar como Aintzane Ezenarro (el gran valor de Aralar en la CAV y muy valorada por la sociedad vasca en general), Mikel Basabe y Oxel Erostarbe no harán campaña por Amaiur. Hay otros que tampoco la están haciendo.

Read Full Post »

[por Álvaro Baraibar, en Diario de Noticias de Navarra, 4 de noviembre de 2011]

TAL vez suene utópico, pero soy de los que defiende la necesidad de una profundización democrática en nuestro sistema político. La radicalidad democrática es algo que se puede plasmar de multitud de maneras y que tiene infinidad de matices, pero que en pleno siglo XXI reclama a gritos transparencia.

Transparencia en política exige información frente a opacidad, confianza en la ciudadanía frente a clientelismo, respeto y diálogo frente a imposición y violencia (física o verbal) y, por supuesto, honestidad, coherencia y adecuación entre discurso y acción políticos. Transparencia implica también entender la política como un servicio público, no como un medio para defender intereses particulares, por legítimos que pudieran llegar a ser.

Alguien me dijo una vez que la política no es justa y que poco importa tener razón, sólo cuenta tener votos. Se trata de una perversión muy extendida, que ha convertido el medio en fin y que explica en parte el porqué del creciente desprestigio de la política y del abismo que se ha abierto entre los políticos y la ciudadanía. La Política (con mayúsculas) no es tarea fácil, pero nadie dijo que lo fuera.

UPN ha querido vetar los debates en TV. La excusa, que no pueden participar formaciones sin representación en Madrid; la realidad, que UPN no quiere verse retratada en un diálogo abierto con Uxue Barkos. Quiere debatir con quien no hay debate, con quien comparte gobierno y decisiones, con el PSN. Debatir para no debatir, para no comunicar, para no informar, sólo para hacer propaganda. Es decir, opacidad, falta de respeto a la ciudadanía, incoherencia entre lo que se dice y lo que se hace y entre lo que se dice defender y lo que se defiende. Los debates televisivos asustan a algunos porque la capacidad en el cara a cara de un diputado es también, por supuesto, un elemento de juicio a la hora de decidir el voto. Porque se votan ideas, pero también personas, pues son éstas las que defenderán esas ideas. Y hay quien sabe que pierde en ideas y en personas, por eso no debate o no elabora un programa. El miedo es libre, dicen; la palabra, mejor guardada bajo llave, piensan otros.

Read Full Post »

Momenticos

[por Álvaro Baraibar, en Diario de Noticias, 4 de noviembre de 2011]

TODAS las fiestas tienen sus momenticos y unas elecciones y una campaña electoral, por lo que tienen de componente festivo, no iban a ser menos. Ayer todos los partidos políticos cumplieron con el ritual del primero de los varios momenticos de toda campaña: la tradicional pegada de carteles. En el fondo, el acto no es sino el anuncio de un breve período de tiempo en el que todo se mirará por el filtro de lo político y quedará deformado por el tamiz de lo políticamente correcto.

El acto de la tarde-noche de ayer ya no es lo que era, pensará alguno, recordando con cierta melancolía las imágenes de unos políticos noveles empapelando paredes por todo el país a las doce y un minuto de la noche, con los todavía alegres rostros sin dar muestras del cansancio que iban a acumular tan solo unos días después. Las pegadas ahora ya no son físicas, sino virtuales y el acto oficial de arranque de campaña ya no espera a que lleguen las 00.00, sino que se convoca a las 8 de la tarde o las 10 de la noche porque lo que importa ya no es tanto el acto en sí como la presencia en los medios del día siguiente. Las nuevas tecnologías se imponen sobre los sistemas y métodos tradicionales, pero no siempre para aportar nuevas respuestas, sino para dar una apariencia de modernidad a rituales y tradiciones que nacieron en un contexto con una lógica que ya no existe. En ocasiones, como decía un profesor mío, no se hace sino pasar a papel nuevo lo que ya estaba en papel viejo.

En lo formal ya casi nada es lo que era en una campaña electoral. En estos tiempos en que Internet permite que la comunicación sea constante y llegue en tiempo récord a todas las casas por medio de blogs, redes sociales, prensa digital, radio, televisión, etc, momenticos como el del arranque de la campaña electoral nos recuerdan que el ser humano es un animal de costumbres y de tradiciones y que hay cosas que cambian, pero sin cambiar. Tal vez por eso ayer todas las candidaturas escenificaron algo que no es sino el principio del fin de una campaña electoral que dura tanto como la propia legislatura.

Read Full Post »

Presentación de Geroa Bai

Uxue Barkos en el acto de presentación de Geroa Bai

[por Álvaro Baraibar, miembro de Zabaltzen, publicado en Diario de Noticias, 9 de octubre de 2011]

 

Desde hace unos años ha habido una importante discusión acerca de qué era o qué representaba NaBai. Las voces que se han dejado oír sobre esta cuestión han sido muchas, pero en realidad se podrían resumir en dos líneas de argumentación diferentes.

La primera afirmaba que NaBai no era sino una unión temporal de partidos políticos. Según ellos, NaBai era la suma de los partidos políticos que la integraban y perduraría en la medida en que a esos partidos les interesara. Se trataba de una apuesta táctica para afrontar una situación coyuntural a la espera de que los tiempos y las alianzas pudieran cambiar.

La segunda, por el contrario, defendía que NaBai era una apuesta estratégica, construida para dar respuesta al que era (y sigue siendo) el sector mayoritario del abertzalismo y el vasquismo en Navarra: el de quienes ya no se sentían cómodos ni representados por un partido y querían una nueva manera de actuar en política. El de quienes estaban cansados del enfrentamiento constante, del ruido y la bronca que caracterizaban a la política vasca en general, y a la navarra en particular. El de quienes querían construir a partir del respeto y del reconocimiento de la pluralidad y la complejidad de una sociedad como la navarra, en pleno siglo XXI. El de quienes apostaban de verdad por una nueva cultura política que debíamos construir en el día a día entre todos y todas, con la colaboración de la ciudadanía, pero demostrando que éramos nosotros y nosotras los que podíamos cambiar en primer lugar.

La ilusión que consiguió generar NaBai en tantos miles de navarros y navarras demostró que NaBai era mucho más que una unión temporal de partidos. NaBai se había convertido en un movimiento social que reclamaba nuevas soluciones y nuevas formas de hacer política. Algunos dirigentes de los partidos de NaBai, conscientes de que eran el sector minoritario de la nueva criatura y de que podían perder el control de lo que habían ayudado a crear, se asustaron. A partir de ese momento, los problemas derivaron en una bronca constante para tristeza, desilusión y desánimo de muchos de quienes habían confiado en la nueva fórmula. Algunos de los dirigentes que habían propugnado el cambio se mostraban, a la hora de la verdad, incapaces de cambiar ellos mismos.

En esta coyuntura nace Geroa Bai, recogiendo el guante de la NaBai que pudo ser y no fue, libre ya del peso de quienes querían una simple unión táctica y no dejaron que NaBai creciera y desarrollara toda su potencialidad. Geroa Bai tiene el reto y al mismo tiempo la gran oportunidad de recuperar la confianza de quienes una vez se ilusionaron con el proyecto pero se sintieron defraudados con el resultado. Geroa Bai tiene la oportunidad de impulsar una nueva forma de hacer política, propia del siglo XXI, tal y como quiso hacer la primera NaBai. Porque todas las sensibilidades políticas que estuvieron presentes en el nacimiento de NaBai lo están también en Geroa Bai.

Geroa Bai se presenta a las elecciones del próximo 20-N con renovada esperanza. Nos gustaría transmitiros la ilusión con la que estamos trabajando en Geroa Bai porque la alegría ha regresado otra vez a muchos rostros que habían perdido la sonrisa en los últimos tiempos. El objetivo de Geroa Bai no es otro que consolidar las bases de un futuro diferente para Navarra, pero queremos hacerlo desde nuevas maneras políticas y para ello es necesaria la participación de todos aquellos que crean que ese futuro es posible, porque el trabajo no termina el 20-N, pero es mucho lo que los abertzales y vasquistas de Navarra nos jugamos en las próximas elecciones.

Read Full Post »

[Por Koldo Martínez, Patxi Leuza y Álvaro Baraibar, miembros de Zabaltzen-NaBai. Publicado en Diario de Noticias de Navarra el 17 de septiembre de 2011, http://www.noticiasdenavarra.es/2011/09/17/opinion/tribuna-abierta/navarra-como-sujeto-y-no-como-objeto]

Cuando el 1 de septiembre Zabaltzen celebró su asamblea constituyente aprobó una breve declaración política con cuatro puntos fundamentales por medio de los cuales quería expresar por qué, para qué y cómo nacía esta Asociación que reúne y organiza a algunos de los independientes de NaBai. El primero de esos cuatro puntos —”Navarra como Sujeto y no como Objeto”— reafirmaba la vocación de Zabaltzen de continuar un trabajo ya iniciado por NaBai a la hora de trabajar por, para y desde Navarra, desde la especificidad y, al mismo tiempo, desde el pluralismo propios de Navarra.

Pero, ¿qué significan y qué suponen esas palabras? Es importante explicarlo porque en la actual coyuntura son precisamente la clave y el elemento diferenciador de Zabaltzen y NaBai frente al resto de fuerzas políticas.

“Navarra como Sujeto” es una afirmación rotunda de democracia. Significa reivindicar el derecho de la ciudadanía navarra a expresar su opinión y a que ésta sea respetada. Significa olvidarnos de todo tipo de apriorismos y esencialismos en los que uno u otro creen saber qué es Navarra y cuál es el camino que Navarra debe seguir, sencillamente porque nosotros penamos que los futuros posibles son muchos y variados, no uno único que nos viene dado por lo que fuimos -o no- en el pasado. Sólo desde la aceptación de la pluralidad de Navarra, de sus varias identidades, se puede pensar en Navarra como Sujeto.

Para el nacionalismo del todo o nada, del conmigo o contra mí, sea del signo que sea (español o vasco), Navarra es poco más que un símbolo, una pieza del puzzle sin la cual la imagen no puede estar completa. Los nacionalismos excluyentes han hecho mucho daño a la Navarra real porque la han tratado como objeto, como ofrenda a causas que se creían superiores, y no como el verdadero sujeto de decisión que es y debe seguir siendo.

Sigue habiendo personas convencidas de que las naciones son sujetos históricos con vida propia al margen de lo que piensen sus ciudadanos. Sigue habiendo quien cree que uno es vasco o español porque sí, de la misma manera que se es rubio o moreno: uno podrá teñirse y camuflarse, pero seguirá siendo lo que es por naturaleza y nada podrá hacer para cambiarlo. Según éstos, la única opción es aceptarse sin más, y si no lo hacemos es porque no sabemos quiénes somos o porque nos negamos a aceptar la verdad. No pueden ser otros los que, desde fuera, nos digan a los navarros lo que tenemos que ser. Pero tampoco podemos ser algunos de nosotros quienes nos erijamos en defensores exclusivos y excluyentes de la Navarra real.

La afirmación de “Navarra como Sujeto” implica también un ejercicio de sinceridad con la ciudadanía a la hora de actuar en política. El sujeto político navarro es un sujeto adulto al que difícilmente se le puede engañar cuando alguien afirma hacer algo por Navarra y en realidad lo está haciendo por su propio interés partidista, por legítimo que sea. En este sentido, no es sincero quien dice defender Navarra y respetar a los navarros y navarras, pero exige nuestra Comunidad a cambio del fin de la violencia, como si la ciudadanía no tuviera nada que decir al respecto. Como tampoco es sincero quien dice defender Navarra, pero se olvida de su régimen foral y su autonomía fiscal como forma de facilitar el camino hacia un cambio de alianzas políticas en Madrid o quiere impedir que los navarros y navarras expresen cuál debe ser su relación con la Comunidad Autónoma Vasca.

La afirmación de Zabaltzen ha sido respondida con el silencio por parte de UPN (no quieren darnos cancha porque es NaBai y no Bildu quien asusta a UPN) y ha suscitado distintas descalificaciones desde las filas de la Izquierda Abertzale Oficial. Se nos ha dicho que nacemos desde la renuncia a Euskal Herria, como una especie de navarrismo de izquierdas más cercano a UPN que al nacionalismo vasco. Son afirmaciones que buscan la descalificación, pero que son totalmente falsas y lo saben. Es Bildu quien se parece realmente a UPN en su manera de entender la cuestión nacional, desde posiciones predemocráticas y desde la ausencia de respeto a lo que significa defender Navarra como Sujeto. Unos y otros, UPN y Bildu, desde su particular visión de una Navarra-objeto ajustada a sus respectivos intereses, buscan el enfrentamiento en lugar del diálogo y la exclusión y marginación del “otro” frente a la integración, y de todo esto ya hemos tenido suficiente en Navarra en estos largos años de invierno democrático.

Como decíamos al inicio, Navarra como Sujeto y no como Objeto es un elemento diferenciador de la propuesta de Zabaltzen y de NaBai, que se reafirma no sólo en el papel, sino en la práctica política, llevando a Madrid la voz de la Navarra real para hacer política real.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: