Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Independencia’

Los habitantes de Etxarri Aranatz han hablado. Lo que no está tan claro es qué han dicho. Unos nos dicen que ha sido una “fiesta de la democracia”, otros que se ha mostrado el camino a seguir por el resto de Euskal Herria, otros que ha sido un “gatillazo”. Hay quien ha comparado esta votación con la consulta de Areny de Munt destacando que la participación en Etxarri Aranatz fue superior.

La verdad es que la sensación es agridulce:herri kontsulta

–          El desarrollo de los previos y de la consulta ha sido impecable y los organizadores han dado una lección de transparencia y responsabilidad, a pesar de la dificultades que han puesto las autoridades, el Gobierno de Navarra y los contrarios a que la ciudadanía se exprese.

–          Los organizadores de la consulta jugaban en casa. La rotundidad del resultado era conocida antes de celebrarse. Es evidente que esa pregunta en otra localidad de Navarra, como por ejemplo Corella, hubiese recibido esa rotundidad pero en sentido contrario.

–          Los resultados, rotundos en apariencia, sin embargo muestran que la mayoría de los  habitantes de Etxarri Aranatz no se sintieron atraídos por la consulta. Los que votarían que no (el PP obtuvo 120 votos en las municipales) ni se molestaron en ir a votar. Pero de los que se supone que votarían sí muchos ni se molestaron en ir a votar: los votos abertzales de las últimas elecciones municipales sumaron 1.233 votos con una participación del 72 %. No conviene olvidar que en la consulta también votaban los mayores de 16 años, con lo que el número de votantes era mayor. Los 808 síes suponen dos tercios de los resultados de las municipales.

Si extrapolamos los resultados al electorado de Navarra, con una participación del 42 % los votos a favor de la independencia habrían sido 191.700. Menudo subidón. Si tomamos como referente el porcentaje de voto abertzale sobre el conjunto del electorado (30%) los votos favorables ascenderían a 60.500, esto es, dos tercios de los votos que EH Bildu y Geroa Bai obtuvieron en las elecciones al Parlamento de 2011.

Entonces ¿qué aporta la consulta de Etxarri Aranatz más allá de evidenciar la intolerancia del Gobierno español y de mostrar unos resultados no muy diferentes al mapa político de Navarra de las dos últimas décadas?

Quien crea que se está abriendo el camino hacia un proceso equiparable al catalán se arriesga a sufrir un jarro de agua fría. Y  quien crea que esta consulta va más allá del consumo para los convencidos y del eterno intento de apartar a opciones políticas abertzales más realistas, probablemente despertará cuando vea que su visión particular no es compartida por la mayoría de la ciudadanía.

Anuncios

Read Full Post »

Siempre se dice que una imagen vale más que mil palabras. En este caso desde luego así es. Este Lipdub (Lipdub per la independència de Catalunya i la resta dels Països Catalans) consiguió colarse entre los récords mundiales por ser el que reunió a un mayor número de personas (5771 en total). Se grabó en Vic el 25 de octubre de 2010 y creo que es un bonito ejemplo.

Un lipdub es un vídeo para el que se escoge una canción popular, se diseña una coreografía fácil, se ensaya con los protagonistas y se busca que cada participante tenga un pequeño rol. Se sincronizan labios, gestos y movimientos y se empieza a grabar en vídeo en una sola toma, en plano secuencia.

Este lipdub me ha encantado porque simbólicamente reúne en un mismo soporte lo más innovador con todas las tradiciones y elementos identitarios con los que tantos catalanes se sienten identificados, y todo hecho desde el buen rollo y en sentido positivo.

Espero que os guste tanto como a mí.

Read Full Post »

Este fin de semana casi el 30% de la población de 167 municipios catalanes se ha mostrado a favor de la independencia de Cataluña, cortando amarras con España. Se trataba de una consulta impulsada por una organización privada y sin carácter vinculante, a pesar de lo cual, el 30% de la ciudadanía convocada acudió a votar.

La consulta tiene un evidente valor simbólico y político y muestra una tendencia en aumento dentro de Cataluña, de la sociedad catalana, cada vez más cansada del trato recibido por sectores importantes de la sociedad española. El movimiento nacionalista catalán no es un “constructo” artificial y forzado de una elite política y sin un respaldo social real como algunos creen o quieren hacernos creer.

El sentimiento identitario catalán está presente en la inmensa mayoría de la sociedad catalana aunque en grados distintos y con proyectos políticos diferentes. Pero parece claro que entre ellos, el proyecto independentista tiene un peso importante. No me parece en absoluto un fracaso que el 30% de la población de esos 167 municipios catalanes (200.000 personas) se acercara a las urnas y depositara su voto por la independencia. “Total, es gratis”, pensarán algunos y, evidentemente, no podemos extrapolar directamente ese 30% a un referéndum donde el resultado fuese vinculante, pero tampoco el porcentaje de participación sería el mismo si de la consulta dependiera el futuro jurídico-político de Cataluña. La consulta es lo que es, y no es poco.

El nacionalismo español, el que no se avergüenza de definirse como tal y el que sí, ha reaccionado como siempre, recordando el viejo fantasma de la guerra civil, un conflicto al que “siempre nos han conducido las frívolas aventuras secesionistas de los nacionalismos periféricos”, escuchaba ayer en un debate televisivo. Curiosa manera de explicar y justificar sucesos históricos de la España contemporánea como el alzamiento militar de Franco o incluso (seguro que alguno lo ha pensado) el golpe de Estado de Tejero. En la mente de un “facha”, que es la palabra que mejor define a esta manera de pensar, quienes se cuestionan el orden establecido sólo quieren revolver, provocar y causar problemas. Ellos, hombres de bien, simplemente reaccionan desde la posesión de la verdad absoluta, defendiendo a España, único “Ser nacional”, de quienes se inventan naciones inexistentes con argumentos ridículos.

El nacionalismo español no acepta que haya quien pueda no estar cómodo en una España autonómica de café para todos. El proyecto de la transición donde se marcaba con claridad dos niveles autonómicos ha quedado olvidado porque la clase política española no se cree una descentralización de verdad y porque esta segunda ola de reformas estatutarias no ha servido más que para incidir más aún en esa uniformización. No hay más que pensar en la fórmula Camps. El nacionalismo, sea catalán, vasco o gallego, nunca podrá estar cómodo en esa imagen de España, nación única e indivisible.

Las identidades nacionales no son seres eternos e incuestionables ni verdades absolutas objeto de fe y veneración por parte de las personas. Las naciones pueden y deben ser objeto de debate político y opinión, pues no serán sino lo que la ciudadanía mayoritariamente decida que sean. En este sentido, lo importante de la consulta de este fin de semana es que se ha podido ejercer la libertad de expresión opinando sobre el proyecto nacional de Cataluña: la ciudadanía de 167 municipios ha podido opinar, con normalidad, sobre la independencia de su nación, con normalidad, sin que por ello se caiga el cielo o se abran los infiernos.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: