Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Elecciones generales 2011’

Logo Geroa Bai[por Itziar Gómez, Mikel Haranburu, Mikel Arbeloa, Isabel Aramburu, Josean Villanueva y Mikel Arregui, militantes y ex-militantes de Aralar, en Diario de Noticias de Navarra, 10 de noviembre de 2011]

QUIENES firmamos este escrito, militantes y exmilitantes de Aralar, queremos hacer públicas las razones que nos han llevado a apoyar abiertamente a GeroaBai.

Empecemos por expresar nuestra alegría por el cese de la actividad armada de ETA, que confirma unos pasos de gigante hacia un nuevo escenario político vasco. Saludamos y apoyamos esos pasos hacia la paz y la normalización con sincera simpatía y ánimo, desde el convencimiento de que serán beneficiosos para el conjunto de Euskal Herria.

Toca ahora acometer la reconstrucción de la convivencia, que necesariamente debe basarse en la memoria y en una nueva cultura que se aleje de una concepción de la política como continuación de la guerra.

Por eso, apoyar esos pasos hacia la paz y la normalización es una cosa, y otra, muy distinta, suscribir una estrategia política o apoyar las propuestas electorales que la sustentan que, a nuestro juicio, son un error.

Retirar la caballería pero sostener la misma estrategia del pasado es un indicativo de que apenas estamos ante el comienzo de un cambio inconcluso. Un cambio que necesitará aún de tiempo y pasos para su maduración y para el desaprendizaje de una cultura política, de una visión del país y de una estrategia que piden a gritos una renovación urgente.

En cualquier caso, se abre un nuevo escenario para la exploración de posibilidades de colaboración con la izquierda abertzale oficial. Y en esa exploración hay dos criterios de mínimos, dos aportaciones en positivo que Aralar debería haber defendido. Dos líneas rojas que, en nuestra opinión, no se deberían haber traspasado.

La primera, no dar pasos atrás ni alimentar los errores recurrentes de la izquierda abertzale del pasado, y que hoy se insiste en reeditar.

No se debería haber retrocedido en el reconocimiento de Navarra como ámbito de decisión, esto es, el reconocimiento de Navarra como sujeto y no como objeto en el complicado ajedrez vasco. Porque Navarra no es una pieza más con algunas especificidades. Es todo un tablero de juego con una relación de fuerzas, unas mayorías sociológicas y un tempo propios y diferenciados. Navarra no se juega en otro tablero que no sea la propia Navarra.

Un escenario en el que la clave para avanzar no se deriva de una acumulación de fuerzas independentistas, sino de la activación y puesta en valor de una mayoría social de progreso para el cambio.

Una mayoría social de progreso que es mucho más amplia que la unidad abertzale, mucho más operativa, decisoria y decisiva. Una mayoría social que existe y anhela el cambio, pero que lleva años fragmentada e incomunicada en compartimentos ideológicos estancos, huérfana, desactivada, distorsionada y cansada de ser utilizada por los aparatos políticos de unos y otros.

Galvanizar todo ese mosaico de progreso para impulsar el cambio en Navarra no será un suceso sino un proceso. No será un acontecimiento sino una evolución progresiva. Y exigirá tenacidad, constancia, paciencia y mucha mano izquierda: porque no es tiempo de cosechar, sino de sembrar y cultivar.

Por eso no entendemos el abandono de un acierto estratégico (activar una mayoría sociológica de progreso) a cambio de un sujeto electoral que establece una estrategia de frentes sin capacidad de mayor recorrido ni penetración.

La segunda línea roja que no se debería haber traspasado era el poner en riesgo los activos políticos y avances alcanzados en Navarra, especialmente NaBai.

Quienes se obcecan en ver a NaBai como un mero sujeto electoral, del que se puede prescindir a conveniencia y cambiar de caballo en plena carrera, olvidan que la característica fundamental de NaBai no ha sido el hecho de ser una coalición electoral de partidos, sino su apuesta por generar un espacio político de nuevo cuño, que busca ampliar constantemente sus límites iniciales.

Nafarroa Bai ha sido una máquina de descongelar relaciones que estaban petrificadas, de aprendizaje y colaboración entre diferentes, y de facilitar una adhesión social progresiva y plural. Un ejercicio de inteligencia política que dividió a la derecha, y que ha ayudado a reposicionar el abertzalismo, reconciliándolo con otros agentes progresistas de Navarra y dotándole de proyección, liderazgo, capacidad de cambio y recorrido a futuro.

Por eso es más admirable el empeño, la ilusión y el coraje que le ha puesto GeroaBai para tomar la antorcha de relevo del proyecto y defender el espacio político más innovador del panorama vasco. Apoyamos y colaboramos con la candidatura de GeroaBai y con su cabeza de lista Uxue Barkos. Una ciudadana incorporada a la política hace 8 años y que ha demostrada durante 2 legislaturas cómo se puede dar la cara todos los días defendiendo los intereses de Navarra en Madrid desde una perspectiva integradora. Y que ha situado siempre su escaño en el ala izquierda del Congreso, como un aliado y valor seguro para las políticas de progreso social.

Animamos a todos aquellos progresistas que creen que la pregunta clave no es de dónde vienes sino a dónde vamos a que se sumen, colaboren y voten GeroaBai.

Sí tenemos futuro. Con solidaridad, con coraje, con inteligencia.

Read Full Post »

[por Álvaro Baraibar, en Diario de Noticias de Navarra, 7 de noviembre de 2011]

HEMOS superado ya el primer fin de semana de campaña de las elecciones generales, las undécimas de la democracia en este undécimo mes del año 2011. Las papeletas que se depositen en las urnas el próximo 20-N configurarán un Congreso y un Senado en su décima legislatura, undécima si tenemos en cuenta la constituyente de 1977. El destino (en forma de Junta Electoral Provincial) ha querido que en Navarra fueran también once las candidaturas aceptadas, de modo que tenemos un once, del once, del once elevado a la enésima potencia.

A pesar de los grandes pronunciamientos sobre momentos históricos o sobre posibles vuelcos electorales, los comicios suelen mostrar la imagen de una sociedad que cambia lentamente o que, incluso, se resiste a cambiar. Por tanto, ¿qué podemos esperar, qué es distinto en esta ocasión?

Con el permiso del CIS o sin él, el 20-N la ciudadanía dirá cómo de grande es la factura a pagar por el PSOE por su pésima gestión de la crisis económica y cuál será la mayoría con la que el PP podrá contar en los próximos cuatro años. A nivel de Euskal Herria, la cuestión estará en ver cómo se configura el reparto de escaños tras el abandono de la violencia por parte de ETA y ahora que la izquierda abertzale oficial puede presentarse a las elecciones y lo hace en la cresta de la ola gracias a la esperanza de la paz. Será interesante ver si Amaiur (¿o tal vez Sortu?) estará en condiciones o no de pelear con el PNV en las próximas elecciones autonómicas vascas la condición de fuerza nacionalista más votada. Y en cuanto a Navarra, más allá de otras cuestiones (también relevantes), tal vez el aspecto más importante a resolver el 20-N sea ver hasta qué punto la sociedad navarra está harta de una política antigua, una política de bloques como la que hemos vivido en el pasado y decide apostar por nuevas maneras de entender y de actuar en la vida pública, por explorar nuevas vías a la hora de construir un futuro diferente. La gran incógnita en Navarra, el próximo 20-N, es, en definitiva, Geroa Bai. Hamaika galdera, ¿zenbat erantzun?

Read Full Post »

Imagen del mitin de Amaiur. Algunas caras lo dicen todo.Es más que evidente que algo está pasando en Amaiur. La coalición no ha sido capaz de consensuar un programa electoral. Así de simple y así de grave. Ante esta situación Txentxo Jiménez ha tenido que salir a decir que no tienen programa porque no van a gobernar, de modo que les sirven unas simples bases. Igual resulta que tiene razón y que total, para ir a Madrid sólo cuando se hable del problema vasco, no necesitan programa.

Sin embargo, no es solo por esto, sino que son ya muchas las pistas que nos indican que en Amaiur hay marejada de fondo. Sabino Cuadra, cabeza de lista de Amaiur por Navarra, fue impuesto por la Izquierda Abertzale Oficial a pesar del veto de Aralar, un partido político al que Sabino ha dedicado flores y lindezas de todo tipo durante los últimos años. Basta repasar un poco de hemeroteka para encontrar artículos como “Diferencias insalvables”, dedicado por Cuadra a Aralar y publicitado a bombo y platillo por webs muy concretas, con el ánimo de hacer desde la Izquierda Abertzale Oficial todo el daño posible al partido liderado por Patxi Zabaleta.

Pero la última de las pistas habla por sí sola. Ayer, sábado, se celebraba a bombo y platillo un gran mitin de Amaiur en el Anaitasuna. Era la puesta de largo de la coalición, el gran mitin nacional, organizado y preparado para transmitir la imagen con la que se presentan a las elecciones. Hasta el último momento estaba previsto que Aritz Romeo (Aralar), segundo en la lista de Amaiur al Congreso por Navarra hablara. Jugaba en casa y se suponía que tenía un papel que desempeñar y algo que aportar al proyecto desde su partido. Sin embargo, no fue así y finalmente ni Aritz Romeo ni ningún otro candidato de Aralar al Congreso de los Diputados intervino. Todo estaba tan preparado que, a pesar de que Aritz no abrió la boca, en el discurso que le escribieron a Sabino Cuadra y que Amaiur ha colgado en su web (http://www.amaiur.info/?p=418&lang=es) podemos ver cómo el cabeza de lista por Navarra menciona unas palabras de Romeo:

AMAIUR une el presente de hoy a favor del derecho de autodeterminación con la Euskal Herria del siglo XXI levantada sobre nuevos cimientos: cimientos que, como ha dicho Aritz, están basados en la de justicia social; la igualdad, autonomía e independencia para las mujeres y respeto y hermanamiento con la Ama Lurra.

Esto es lo que tenía que haber leído Sabino Cuadra y era lo que Artiz Romeo tenía que haber dicho, pero el bueno de Aritz no habló, así que no pudo leer lo que le habían preparado.

La impresión que da es que Batasuna no está esperando ni tan siquiera al 21 de noviembre para acabar con Aralar. La única duda es saber si lo hace porque las ganas de venganza y de hacer sangre son más fuertes que la prudencia de quien valora el momento en el que lanzarse sobre la yugular expuesta de su enemigo o si todo es un movimiento calculado y pensado sobre la creencia de que lo que aporta Aralar a Amaiur es igual a 0.

Hemos sabido, al mismo tiempo, que parlamentarios de Aralar como Aintzane Ezenarro (el gran valor de Aralar en la CAV y muy valorada por la sociedad vasca en general), Mikel Basabe y Oxel Erostarbe no harán campaña por Amaiur. Hay otros que tampoco la están haciendo.

Read Full Post »

[por Álvaro Baraibar, en Diario de Noticias de Navarra, 4 de noviembre de 2011]

TAL vez suene utópico, pero soy de los que defiende la necesidad de una profundización democrática en nuestro sistema político. La radicalidad democrática es algo que se puede plasmar de multitud de maneras y que tiene infinidad de matices, pero que en pleno siglo XXI reclama a gritos transparencia.

Transparencia en política exige información frente a opacidad, confianza en la ciudadanía frente a clientelismo, respeto y diálogo frente a imposición y violencia (física o verbal) y, por supuesto, honestidad, coherencia y adecuación entre discurso y acción políticos. Transparencia implica también entender la política como un servicio público, no como un medio para defender intereses particulares, por legítimos que pudieran llegar a ser.

Alguien me dijo una vez que la política no es justa y que poco importa tener razón, sólo cuenta tener votos. Se trata de una perversión muy extendida, que ha convertido el medio en fin y que explica en parte el porqué del creciente desprestigio de la política y del abismo que se ha abierto entre los políticos y la ciudadanía. La Política (con mayúsculas) no es tarea fácil, pero nadie dijo que lo fuera.

UPN ha querido vetar los debates en TV. La excusa, que no pueden participar formaciones sin representación en Madrid; la realidad, que UPN no quiere verse retratada en un diálogo abierto con Uxue Barkos. Quiere debatir con quien no hay debate, con quien comparte gobierno y decisiones, con el PSN. Debatir para no debatir, para no comunicar, para no informar, sólo para hacer propaganda. Es decir, opacidad, falta de respeto a la ciudadanía, incoherencia entre lo que se dice y lo que se hace y entre lo que se dice defender y lo que se defiende. Los debates televisivos asustan a algunos porque la capacidad en el cara a cara de un diputado es también, por supuesto, un elemento de juicio a la hora de decidir el voto. Porque se votan ideas, pero también personas, pues son éstas las que defenderán esas ideas. Y hay quien sabe que pierde en ideas y en personas, por eso no debate o no elabora un programa. El miedo es libre, dicen; la palabra, mejor guardada bajo llave, piensan otros.

Read Full Post »

Momenticos

[por Álvaro Baraibar, en Diario de Noticias, 4 de noviembre de 2011]

TODAS las fiestas tienen sus momenticos y unas elecciones y una campaña electoral, por lo que tienen de componente festivo, no iban a ser menos. Ayer todos los partidos políticos cumplieron con el ritual del primero de los varios momenticos de toda campaña: la tradicional pegada de carteles. En el fondo, el acto no es sino el anuncio de un breve período de tiempo en el que todo se mirará por el filtro de lo político y quedará deformado por el tamiz de lo políticamente correcto.

El acto de la tarde-noche de ayer ya no es lo que era, pensará alguno, recordando con cierta melancolía las imágenes de unos políticos noveles empapelando paredes por todo el país a las doce y un minuto de la noche, con los todavía alegres rostros sin dar muestras del cansancio que iban a acumular tan solo unos días después. Las pegadas ahora ya no son físicas, sino virtuales y el acto oficial de arranque de campaña ya no espera a que lleguen las 00.00, sino que se convoca a las 8 de la tarde o las 10 de la noche porque lo que importa ya no es tanto el acto en sí como la presencia en los medios del día siguiente. Las nuevas tecnologías se imponen sobre los sistemas y métodos tradicionales, pero no siempre para aportar nuevas respuestas, sino para dar una apariencia de modernidad a rituales y tradiciones que nacieron en un contexto con una lógica que ya no existe. En ocasiones, como decía un profesor mío, no se hace sino pasar a papel nuevo lo que ya estaba en papel viejo.

En lo formal ya casi nada es lo que era en una campaña electoral. En estos tiempos en que Internet permite que la comunicación sea constante y llegue en tiempo récord a todas las casas por medio de blogs, redes sociales, prensa digital, radio, televisión, etc, momenticos como el del arranque de la campaña electoral nos recuerdan que el ser humano es un animal de costumbres y de tradiciones y que hay cosas que cambian, pero sin cambiar. Tal vez por eso ayer todas las candidaturas escenificaron algo que no es sino el principio del fin de una campaña electoral que dura tanto como la propia legislatura.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: