Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Barack Obama’

No hubo sorpresas en la ceremonia de entrega del Nóbel de la Paz en Oslo. Barack Obama acudió, aceptó el premio, reconoció sus escasos méritos para tan alto galardón y habló del papel de la guerra a la hora de mantener la paz.

El Nóbel de la Paz no siempre se han entregado a activistas del pacifismo. No todos los galardonados son la madre Teresa de Calcuta (1979), el Dalai Lama (1989) o Médicos Sin Fronteras (1999). Podría pensarse que en el 2009 también le tocaba a alguien con estas señas de identidad, pero no. Con todo, entre los Nóbel de la Paz hay también personas y personajes muy diferentes. No pocos son políticos y hay casos en los que el perfil del premiado era o terminó siendo más que cuestionable, más, desde luego, que Obama. Piénsese, si no, en Henry Alfred Kissinger (1973). Sin embargo, puede que esta sea la primera ocasión en que el galardón se entrega a alguien que todavía lo tiene todo o casi todo por hacer. Puede que esta sea la primera ocasión en que el Nóbel, más que un reconocimiento a una trayectoria de vida o de trabajo en favor de la paz, es un premio a una prometedora carrera de futuro, un premio a la esperanza del mundo de que por fin un Presidente de los Estados Unidos de América sea merecedor de un premio Nóbel de la Paz.

Habrá quien diga que no es poco lo que ya ha conseguido Obama y no le faltará parte de razón. El actual Presidente de los Estados Unidos puede ser contemplado como el resultado de decenios de lucha de las minorías, sobre todo de los afroamericanos, por romper la hegemonía de los W.A.S.P. (White Anglo-Saxon and Protestant), los Blancos, Anglo-Sajones y Protestantes, a la hora de dirigir el país. Sin embargo, no me parece motivo suficiente como para ser merecedor de todo un premio Nóbel de la Paz.

Es evidente que Obama ha cambiado las posibilidades, los futuros posibles, en las relaciones internacionales y que ha iniciado cambios sustanciales en la política exterior estadounidense. Sin embargo, no ha hecho sino comenzar. Veremos hacia dónde, cómo y hasta qué punto dan fruto los caminos trazados por Obama y que hasta ahora no son sino primeros bocetos. Yo, desde luego, pienso seguir sus decisiones con interés, optimismo e ilusión, pero veremos qué puede llegar a hacer.

Que Obama no es Bush es algo evidente. Sin embargo, quien pierda de vista que Barack Obama sigue siendo un Presidente de los Estados Unidos de América, con todo lo que ello supone, se engaña. El providencialismo americano es algo demasiado arraigado en todo estadounidense como para que las cosas vayan a cambiar tanto.

Un amigo me dijo cuando se supo la noticia de la concesión del Nóbel a Obama, “vaya faena le acaban de hacer, a ver cómo invade ahora un país”. No parece que esto sea algo que entre en los planes de Obama, pero ya hemos podido ver cómo no ha tenido el más mínimo problema para anunciar el envío de 30.000 soldados americanos a Afganistán pocos días antes de la ceremonia de los Nóbel.

No sé exactamente cuál habrá sido el motivo que ha hecho creer a algunos que la concesión del Nóbel de la Paz a Obama era una buena idea, pero espero y deseo que el Presidente de los EE.UU. sea de los que demuestre con sus acciones que ha llegado a merecérselo. Sería una buena noticia para él y, sobre todo, para el mundo.

Read Full Post »

20090909_Obama_EducacionQue la educación no lo es todo en la formación de la opinión de las personas es más que evidente. De haber sido así, todos los nacidos antes de la muerte de Franco seríamos unos franquistas convencidos y no habría opiniones críticas con la Iglesia, responsable de la educación de muchos. Son múltiples las variables que influyen en la formación de la personalidad y de las convicciones políticas, éticas, religiosas o del tipo que sean. Evidentemente, las ideas que se comparten en casa, en la familia, explícita o implícitamente son un factor muy importante a ciertas edades. Algo después, la opinión de los amigos y de las parejas es otro elemento a tener en cuenta. Cada persona va consolidando y reforzando sus puntos de vista tomando datos e informaciones de aquí y de allá.

Con todo, la educación es una pieza clave en ese proceso. No es casual el desencuentro entre los dos grandes partidos estatales en esta materia, ni es un capricho que cada vez que hay alternancia en el Gobierno de Madrid se vuelva a reformar la Ley de Educación. Tampoco los programas de la televisión pública se libran de un enfoque u otro dependiendo de esa alternancia en la Moncloa. Es indudable que programas como Cuéntame o incluso Los Lunnis cambiaron algunos matices desde la llegada al poder de Zapatero.

Una de las últimas grandes polémicas se planteó en torno a la asignatura de Educación para la Ciudadanía. La escasa calidad de los valores democráticos y de respeto a lo diferente que podemos ver en un amplio sector de la población española hace más que aconsejable una asignatura en que se eduque a ciudadanos. Al margen de las convicciones que cada cual pueda tener no puede ser interpretado como una imposición o como un lavado de cerebro el enseñar a respetar (no a compartir, sino a respetar) las creencias y opciones de los demás, de otros ciudadanos con los mismos derechos y deberes que nosotros, pero con opiniones, estilos de vida y creencias diferentes.

No soy ningún infeliz y sé también que es innegable el afán ideologizante del PSOE de los últimos tiempos. En realidad los socialistas en ocasiones lo que están haciendo no es sino emular a quienes critican y tratar de imponer una determinada y excluyente manera de entender la vida. Es lo que se desprende de algunas de sus últimas decisiones.

Sin embargo, lo preocupante en estos temas es la irracionalidad y visceralidad con que se acometen algunos debates. Estos días, en Estados Unidos se está generando una importante polémica en torno a la alocución de Obama a los escolares de Estados Unidos en el arranque del presente curso. Recordando en gran medida a la reacción de algunos contra la Educación para la Ciudadanía se ha acusado a Obama de hacer propaganda con los más pequeños y de querer “influir en las opiniones poco formadas de los menores”. Algunos centros ya habían anunciado que no emitirían el discurso del presidente de los Estados Unidos y hay padres y madres que han advertido de que no llevarán al colegio a sus hijos. Objeción de conciencia o boicot, todo con tal de no contaminar unas inocentes mentes con ideas extrañas.

Hay quien, por lo que parece, prefiere que sus hijos sólo oigan una opinión, la suya, la única verdadera, la única posible. Prefieren poner una venda ante los ojos de sus hijos, ponerles unas orejeras de modo que no se salgan de la senda correcta que ellos han decidido y les han marcado previamente. Es más, prefieren, por lo que parece, negarles la evidencia de la existencia de lo diferente, lo distinto para que no se sientan tentados por ello. Ese reduccionismo sólo genera incomprensión, desconocimiento e intolerancia, además de ser profundamente hipócrita, ya que lejos de educar, fomenta la ignorancia. La realidad es tozuda y por mucho que queramos negarla, salvo que nos encerremos en guetos y nos aislemos del mundo, vamos a convivir y entrar en contacto con personas muy diferentes a nosotros. Entender esa realidad plural y diversa y aprender a respetarla se consigue escuchando a los que piensan de un modo diferente, no negándoles la palabra.

Read Full Post »

20090430_obamaParece como si en estos momentos difíciles, acuciados por la crisis económica y sin una salida ni una solución clara a la misma, ni siquiera el fútbol fuera droga suficiente para apaciguar al pueblo y desviar su atención hacia cuestiones menos delicadas y más entretenidas. En España pronto empezará la temporada de toros y habrá nuevos motivos de evasión (por cierto, que tal vez la temporada taurina haya comenzado ya, pero lo más parecido a los toros que he visto ha sido el encierro que hasta el año pasado se organizaba en Pamplona por parte de la People for the Ethical Treatment of Animals, PETA, imagen que viene muy a cuento de lo que voy a comentar).

El caso es que algunos políticos han debido interpretar que el público exigía que se le proporcionara su dosis de espectáculo y se han puesto a ello, remangándose para la faena en unos casos (como el de Obama) o, si el remangue no prometía especiales buenos resultados, remangando a otras (como los casos de Nicolás Sarkozy y Silvio Berlusconi). Otros, en cambio, ni se han inmutado por los remangues ajenos y han seguido a lo suyo, re-mangando en un estilo muy castizo y levantino.

El 23 de abril pasado se ponía a la venta el número del mes de mayo del Washingtonian Magazine con una polémica portada en la que el hombre de moda, Barack Obama, aparecía en bañador luciendo torso. El titular nos prometía hasta 26 razones para querer vivir en Washington. La segunda de esa larga lista de razones no era otra que Obama, del que, con dobles y triples sentidos, la revista de la capital estadounidense decía: “Our New Neighbor is Hot”. Ya sea prometedor, caliente, macizo o cualquiera de los significados que el diccionario nos da para hot, lo cierto es que en este caso la imagen del nuevo vecino washingtoniano, que ha dado la vuelta al mundo, lo dice todo. De hecho, ¿tras ver la cubierta de la revista, a quién le importan las otras 25 razones?

20090502_bruni_letiEntre la portada del Washingtonian Magazine y la visita de los Sarkozy-Bruni a España han pasado solo unos días. Se trataba de la primera visita de Estado de Nicolás Sarkozy, presidente de la República Francesa a España, con importantes asuntos como la lucha anti-terrorista, la cada vez más cercana presidencia española de la Unión Europea o el grado de inteligencia de Zapatero entre la agenda del encuentro. La foto de Carla Bruni y Letizia subiendo las escaleras de Moncloa nos habla de la fascinación de los medios de comunicación por los trascendentales asuntos que Sarkozy iba a tratar con los Jefes del Estado y de Gobierno españoles.

Pero, como suele ocurrir en estas calurosas cuestiones, quien ha ganado por goleada a la hora de controlar el timing del juego defensivo, desviando la atención de los espectadores con artes marrulleras si es necesario (al menos así lo dice el tópico futbolero), tiene apellido italiano y no es otro que el primer ministro del país transalpino, Silvio Berlusconi. Cansado de ver siempre las mismas caras y los mismos culos, ha decidido renovar el partido (Pueblo de la Libertad) con la mirada puesta (muy puesta, podríamos decir) en las elecciones europeas. Para ello convocó a una treintena de famosas (actrices, modelos, concursantes de programas televisivos…) a un cursillo acelerado de política italiana e internacional y para explicarles lo necesario acerca de organizaciones como la OTAN, el FMI…

Parece como si los líderes del mundo, o algunos al menos, se hubieran querido tomar un respiro rebajando el nivel de tensión informativa de los últimos tiempos. Podríamos ponernos serios y rasgarnos las vestiduras ante el machismo de algunos dirigentes europeos, pero también podríamos tomarnos un respiro y simplemente reírnos de algunas actitudes que, aunque ridículas en algunos casos, sólo son posibles en un sistema democrático, donde todos, no sólo los mejores o quienes parecen mejor preparados, pueden llegar a gobernar

Sin embargo, otra crisis, en este caso sanitaria, en forma de virus de la gripe porcina, ha tomado el relevo en los servicios informativos y amenaza el planeta. No parecen buenos tiempos para la risa.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: