Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 abril 2011

Ya se han publicado las listas para las elecciones municipales y Forales en Navarra. Las sensaciones ante la oferta electoral son diversas:

–         se está produciendo una clarísima profesionalización de la política tanto en el Parlamento Foral como en los ayuntamientos más grandes. Hay poca renovación en las listas con posibilidades de obtener representación. Además cada vez se ve menos gente con carisma. La gente joven no se implica, salvo en aquellos casos que lo ven como una salida profesional. Y si vamos a pueblos medianos la situación es triste porque se puede decir que las personas candidatas lo son casi por descarte.

–         Llama la atención la división de la derecha: UPN, PPN, CDN, Derecha por Navarra, UPyD. Aunque se supone que UPN conseguirá ser la referencia,la propia YolandaBarcinaha hecho un llamamiento a no dispersar el voto.

–         El PSN sigue perdido. La gestión que están haciendo de la crisis en el Gobierno de España les está desgastando enormemente. Los casos de corrupción, la absoluta docilidad ante la banca y ante una Europa dominada por el poder económico les está pasando factura. Y si a eso añadimos su total entreguismo a UPN a cambio de prebendas parece transmitir que su aspiración es sacar los escaños suficientes para ser necesarios para el próximo Gobierno de Barcina.

–         IU-Ezkerra puede salir favorecida tanto de este desgaste como de la fractura de Nabai, que después de ser un gran atractivo en las elecciones de 2007 ha podido decepcionar a mucha gente.

–         Nabai 2011 es una incógnita. Lo razonable es que tras el abandono de EA y de Batzarre, esta coalición pierda los votos que esas organizaciones aportaron. Pero está por ver si el electorado tradicional de EA optará por votar a una Nabai que propone claramente a la sociedad navarra la posibilidad de un cambio político o si votará a Bildu, sabiendo que es la plataforma que facilita la vuelta a la política de Batasuna y que eso se está haciendo antes de que finalice el tránsito de la IA hacia prácticas políticas democráticas.

–         Bildu ha presentado unas listas integradas por EA y por independientes, algunos de ellos interesantes como la segunda candidata al Parlamento. Esta coalición puede posibilitar que los votantes de la IA puedan votar, aunque aún no está totalmente claro si el PSOE va a impedir que se puedan presentar. Aunque no se debe olvidar que las bases de EA de Navarra no han entendido el giro de sus dirigentes, ya castigaron el polo soberanista de Ziarreta, y sus acuerdos con Batasuna, opción ilegalizada que históricamente ha criticado duramente a Eusko Alkartasuna. Es posible que les resulte muy duro votar a esta coalición.

Curiosamente, en un momento que la derecha va dividida se ha producido el fraccionamiento de Nabai, que corre el riesgo de perder su principal activo, ser el referente para el cambio político en Navarra. Declaraciones de algunos líderes de Aralar no dejan muy buen sabor de boca al votante tradicional de EA y anuncios de abrir la puerta a confluir con la IA, alejarán a votantes que pueden ver a Nabai como una opción política atractiva para el cambio, pero sin caer en los tentáculos del abertzalismo intolerante. Una excesiva “aralización” de Nabai, en el sentido más “txentxiano” del término, les puede facilitar la decisión el día 22 de mayo.

Read Full Post »

Tras el tiroteo entre gendarmes franceses y presuntos miembros de ETA hace unos días, todas las miradas se dirigieron a la Izquierda Abertzale Oficial. Había que ver cuál iba a ser la respuesta y las palabras de la IAO. Había que ver que decían, al menos, la tradicional Batasuna, la naciente Sortu y la coalición Bildu. Es curioso comprobar cómo a nadie le interesan ya las opiniones de ANV ni de quienes se presentaron (o, mejor dicho, no pudieron presentarse) por medio de Agrupaciones Electorales en 2007.

No es nueva la capacidad camaleónica de la IAO para presentarse con unas siglas u otras y para aprovechar y sacar réditos de los diferentes roles y discursos que cada una de esas siglas le puedan reportar. Sí es nuevo, sin embargo, o al menos a mí me lo parece, que Sortu y hasta la propia IAO (la tradicional, la que aparece como IA y no le importa que la identifiquen con Batasuna) utilicen en sus declaraciones términos que (sin llegar a la, por lo que parece, todavía imposible condena) rechacen una acción de ETA y la califiquen como “incompresible e inaceptable”. Y es nuevo, además, porque mientras, la supuesta marca blanca, en forma de coalición en este caso con EA y Alternatiba, se queda en un simple rechazo utilizando calificativos como “incidente” al referirse al tiroteo y que, al mejor estilo de Batasuna y de algunos comunicados de ETA, hablen de la “responsabilidad de todos los agentes dar pasos decididos y firmes hacia la normalización y pacificación de Euskal Herria” o de “la necesidad de que los Estados español y francés atiendan a las demandas establecidas en el Acuerdo de Gernika y colaboren activamente, de esta forma, en el proceso abierto”.

Me resulta imposible creer que EA y Alternatiba no hubieran pactado con Batasuna cuál tenía que ser la respuesta a un hipotético atentado de ETA o a cualquier tipo de acto violento. No creo que nadie sea tan ingenuo ni tan poco previsor. Así pues, creo que el texto publicado fue una respuesta pactada en la que EA y Alternatiba aceptaron utilizar una terminología ajena a ellos (totalmente ajena a su cultura política) y propia de tiempos pasados, incluso para Batasuna. La duda que surge inmediatamente es ¿por qué lo hicieron? ¿Por qué renunciar a condenar que alguien haya intentado matar a otra persona?

La primera posibilidad que se me ocurre es que fuese un acto de autocensura, un texto redactado por quien cree que puede perder atractivo en un sector social que no es el propio, sino el que espera conseguir. Tal vez EA y Alternatiba pudieron temer que condenar lo ocurrido les alejara del caladero de votos de la IAO. Si este fuera el caso, no sé qué me preocuparía más, si comprobar la desesperación de dos fuerzas sin proyección ni futuro capaces de renunciar a algo elemental y tan interiorizado hasta ahora o la percepción que estas dos fuerzas tienen de cuáles siguen siendo las coordenadas políticas, ideológicas y morales de sus compañeros de aventura. La consecuencia es la misma en ambos casos.

Sin embargo, cabe una segunda posibilidad (y varias más, seguramente). Puede ocurrir que la respuesta se deba a un ejercicio de escenificación en el que la tibia respuesta de Bildu fuera sobrepasada claramente por Sortu y por la IAO. Sin embargo, no entiendo las razones que pudiera haber para ello, salvo un frío y simple cálculo electoral. Tal vez estos días encontremos una respuesta…

Más allá de las consecuencias que esta actitud pueda tener (no parece probable que se llegue a una ilegalización de Bildu), parece lamentable que algunos piensen que la manera de atraer a la IAO a la política y alejarla de la violencia de ETA (que es la excusa que se suele poner en estos casos) sea precisamente dejar de condenar la violencia de ETA. Justificar la violencia o justificar la no condena de la violencia como medio para acabar con la violencia es un camino equivocado y peligroso. Más aún si el objetivo real es sobrevivir como partido una legislatura más.

Read Full Post »

Con motivo de la presentación de la coalición formada por Batasuna, EA y Alternatiba, Pello Urizar ha hecho unas declaraciones que me han hecho sonreír. Urizar ha afirmado respecto a la ilegalización de Sortu que considera que le va a ser “muy difícil” al Tribunal Constitucional emitir un voto contrario a la legalización del “nuevo” partido, y ha lamentado que si “no responde en tiempo, Sortu no pueda tener su propia candidatura para presentarse a las elecciones”.

Imaginemos, aunque solo sea un momento en un ejercicio de política ficción, que el Tribunal Constitucional permitiera que Sortu fuera inscrito en el Registro de Partidos Políticos y, en consecuencia, concurriera a las elecciones del próximo 22 de mayo. Desconozco el articulado concreto de los acuerdos firmados por EA con Batasuna, pero de lo que sí estoy convencido (porque es lo que todos estos años nos han enseñado y demostrado a sangre y fuego) es que Batasuna hará lo que más le interese y lo que más daño haga a los que la rodean. Siendo así, ¿sería descabellado pensar que Sortu decidiera presentarse en solitario a las elecciones? Y si esto llegara a suceder, ¿en qué posición quedaría EA?

En el caso de que Sortu fuera legalizado Batasuna podría jugar el doble papel de cosechar los votos por medio de un partido legalizado y denunciar al mismo tiempo un sistema que no le permite presentarse a las elecciones, mostrando con pruebas para ellos irrefutables la ausencia real de democracia (a la que ellos parecen no estar obligados) y la verdad absoluta de su mensaje. Mantendrían su pureza ideológica y su coherencia de pensamiento y acción desde su origen en 1979 o incluso más allá, conectando con los diferentes agentes que han prefigurado a la Izquierda Abertzale a lo largo de la historia del pueblo vasco. Y harían todo ello tratando de ocultar que en realidad participan de ese sistema, de sus lados oscuros y de sus muchos tonos de grises, como ya lo hicieron hace cuatro años cuando en muchos municipios, en una estrategia pensada, buscada y rentabilizada, presentaron dos listas (legal e ilegalizada) y las mismas personas lanzaron los dos discursos (victorioso y victimista) sin ver, ninguno de ellos, contradicción alguna en semejante actitud.

Si Sortu fuera legalizado podría sumarse al acuerdo firmado entre Batasuna, EA y Alternatiba, dice Urizar. No sé si es una afirmación que se hace a partir de la letra pequeña de los acuerdos, si se hace porque es lo que hay que decir para atraer votos y quedar bien o si se hace poniéndole una velita a Maritxu Kajoi. Es lo que tiene la política, que salvo que uno sea el dirigente mismo del partido no se sabe muy bien cuáles son las verdaderas razones de las decisiones.

Si Sortu se presentara en solitario a las elecciones EA habría hecho una jugada magistral rompiendo su acuerdo con NaBai para, finalmente, desaparecer de la vida pública en unas elecciones en las que más que probablemente no habría de conseguir un solo representante en ninguno de los cuatro Herrialdes. Así pues, EA necesita que Sortu no sea legalizado o que, de serlo, Batasuna cumpla sus acuerdos y sea leal con quienes hasta hace nada eran despreciados por ser de derechas y autonomistas. Sinceramente, no me gustaría estar en la piel de Urizar.

Sería interesante poder ver qué ocurriría en realidad si Sortu fuera legalizada: ver si el acuerdo con EA y Alternatiba se mantiene o si Batasuna decide ir por su cuenta, saber cuál es a día de hoy de verdad el peso de Batasuna y saber cuál es el peso real de EA. Como ya he dicho, Batasuna puede jugar, si los resultados no son los que les hubiera gustado, con el victimismo de que se ha legalizado a Sortu, pero no a Batasuna, pero ¿cuál iba a ser la excusa de EA?

Sin embargo, esto no era sino un ejercicio de política ficción, un entretenimiento de una mañana de domingo, entre el desayuno y la lectura de la prensa…

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: