Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 febrero 2010

En política es probablemente el ámbito en que mejor se cumple aquello de que la realidad supera ampliamente la ficción. Cuando uno cree haberlo visto todo aparece alguien con un nuevo efecto especial. El último de todos ha sido el amigo Txentxo ofreciendo a Batasuna la posibilidad de incorporarse a NaBai.

Antes trataba de pensar en las motivaciones profundas que podían esconderse tras una decisión política. Trataba de ver el plan que subyacía bajo actitudes y afirmaciones a veces difíciles de entender, consciente de que un simple militante nunca tiene información suficiente como para comprender el porqué de las decisiones de los dirigentes políticos. Pero en política hay ocasiones en que las cosas se resuelven basándose en argumentos y razones tan sencillos como el de tratar de que el vecino no chupe tanta cámara (o similares). Otras el motivo es algo más elaborado y se lanza una propuesta simplemente porque es lo que uno cree que los demás esperan que haga o porque uno cree que le va a permitir ganar puntos.

Sinceramente no sé qué ha llevado a Txentxo a proponer a Batasuna su entrada en NaBai. Para empezar porque Txentxo no tiene el poder de cumplir dicha propuesta, ya que no es el “amo de llaves” (ni feudal ni foral) de NaBai, tal y como se ha apresurado a reprocharle la Izquierda Abertzale Oficial. Probablemente no sea sino parte del teatro dirigido a las bases de Aralar y de Batasuna en la creencia de que si uno invita a Batasuna a sumarse al carro de NaBai queda “guay” y como es gratis porque van a decir que no…

El problema es que no es gratis, ya que ofertas como esta restan credibilidad al proyecto de NaBai y, también, al proyecto de Aralar y hacen que todo parezca muy poco serio. Cuando alguien hace una oferta debería estar seguro de poder cumplirla y de querer cumplirla y en este caso no se daba lo primero y dudo mucho de que se diera lo segundo. Pero es que, además, tampoco las bases de Aralar y, desde luego no las de Batasuna, están por la labor de confluir en un proyecto común después de todo lo que ha llovido.

Batasuna ni cumple las bases de NaBai ni las quiere cumplir. “La defensa inequívoca de todos los derechos humanos y el rechazo explicito a cualquier forma de violencia” no son los únicos principios de NaBai que Batasuna ni cumple ni quiere cumplir. La Izquierda Abertzale Oficial ha impulsado el polo soberanista como única forma para salir de la difícil situación en que se encuentra, aprovechando para ello la oportunidad que le brinda una desesperada EA, al borde del colapso en la CAV. La cuestión vuelve a ser la misma que en otras ocasiones: la dinámica política de la CAV o las circunstancias políticas concretas de algunos partidos políticos en la CAV pueden llegar a imponerse en una realidad bien distinta, como la navarra, con una dinámica totalmente diferente en lo que a las fuerzas políticas se refiere. Las tensiones políticas y las luchas por un espacio electoral en la CAV terminan trasladándose a Navarra y poniendo en peligro lo único que se ha mostrado como verdaderamente útil aquí: Nafarroa Bai.

Por otro lado, hay otro aspecto preocupante en esta situación: la sensación de debilidad que se puede transmitir cuando a pesar de todo lo que hemos logrado al margen de la Izquierda Abertzale Oficial parece que hay ocasiones en las que se sigue mirando, cuando menos de reojo, lo que ellos hacen y proponen. Creo que después de todo lo que ha ocurrido al menos deberíamos tener una cosa clara: la Izquierda Abertzale Oficial, mientras no condene con rotundidad la violencia, lejos de sumar lo que hace es restar.

Read Full Post »

Cuando pienso en el “nuevo” documento que la Izquierda Abertzale Oficial (IAO) ha lanzado otra vez a bombo y platillo (esperando o forzando a todos a creer que esta sí es la definitiva) me doy cuenta de que la valoración que sigo haciendo es la misma que tantas veces antes que esta. Y es que por mucho que queramos pensar que pueden cambiar, lo cierto es que no lo hacen. No al menos en lo que realmente importa, en respetar a los demás y las ideas de los demás como una parte de la sociedad en la que viven; no, al menos, a la hora de aceptar que ellos no son más que otros y que no tienen más razón que los demás; no, al menos, a la hora de aceptar de verdad, con convicciones firmes, la democracia. Y para poder constatar esta afirmación vale con escuchar a cualquiera de sus líderes políticos. La IAO, que se cree único representante válido e interlocutor real del pueblo vasco, se ve a sí misma como una víctima inocente de un conflicto en el que hay buenos (ellos) y malos (los demás), donde o se está conmigo o contra mí, y en el que, pese a ello, son tan generosos que han dado el paso para poner encima de la mesa la solución a todos nuestros problemas. Ante tanta generosidad, a los demás sólo nos queda dar las gracias, hacer lo que se nos dice y decir amén.

Me parece de un cinismo que avergüenza que alguien, después de todo lo que ha llovido, nos pueda venir a dar lecciones de lo que podemos o debemos hacer los demás, “tibios colaboradores de la represión del Estado”, “buitres” o “apoltronados beneficiados del sistema”, “inquisidores” y cosas por el estilo (que es lo que nos ha tocado oír de sus inocentes e inmaculados labios). Me recuerda demasiado al argumento de un político de la izquierda abertzale cuando hace poco, queriendo argumentar su abstención a una moción que condenaba las amenazas falangistas a cargos políticos navarros, se presentaba a sí mismo como una víctima real a causa de los registros policiales llevados a cabo incluso en su casa. Ante semejante barbaridad, lo que a otros les pasaba, debía pensar este político, era una nadería. También para la IAO, como para PP y PSOE, siempre habrá víctimas de primera (las propias) y de segunda (las de los demás).

La IAO si algo ha demostrado a lo largo de todos estos años es que no trabaja por el bien de Euskal Herria, sino en pro de sus propios intereses. Ahora lo que les interesa es intentar recuperar protagonismo político (véase la entrevista a Txelui Moreno en Diario de Noticias de hoy) cuando han visto que de tanto hacer daño a unos y a otros, a la mayoría de la sociedad le ha dejado de importar lo que les ocurra. Es lo que tiene la socialización del dolor que han practicado durante años.

Pero cuando afirmo que no hay un verdadero cambio en la IAO no me refiero a si el texto presentado es o no cualitativa o cuantitativamente diferente de los anteriores. Me refiero a que no hay ninguna garantía de que el resultado vaya a ser distinto y, más aún, no parece que la IAO vaya a aceptar que este sea un punto de partida para defender sus ideas sin esperar que, por hacer lo que otros llevamos mucho haciendo (respetar la reglas democráticas) les vayamos a conceder algo. El texto de la IAO podría tener algún valor distinto si significara un reconocimiento de que aceptarán que son lo que son: representantes de unos miles de ciudadanos que decidan apoyarles en las urnas y nada más. El problema es que cuesta creer que esto vaya a ser así cuando lo han dicho tantas veces y siempre ha habido algo que ha vuelto a justificar cualquier cosa y cualquier acción, político o no. A la IAO le falta credibilidad y por ello el problema no es saber si el Estado aceptará lo que la sociedad de este país diga, la cuestión es saber si lo aceptará, por fin, la Izquierda Abertzale Oficial.

Read Full Post »

Hace unos meses Roberto Jiménez lanzó a bombo y platillo su proyecto de bloque social de progreso, una imagen de cambio liderada por el Partido Socialista de cara a conseguir protagonismo en el año largo que queda antes de las elecciones de 2011. La idea del bloque social de progreso tiene su gracia por dos motivos: el primero es porque viene de quien está apoyando a UPN para que siga gobernando en Navarra; y el segundo, porque recuerda demasiado, la verdad, la polo soberanista que la izquierda abertzale quiere impulsar como modo de recuperar una iniciativa y un protagonismo perdidos.

Hace ya mucho que la acción política del Partido Socialista de Navarra entra en una rotunda contradicción con su discurso y que su credibilidad hace aguas. Critican al partido en el gobierno, pero, a la hora de la verdad, en lo que va de legislatura no han hecho otra cosa que apoyarlo. Es un detalle, pero no carece de importancia el hecho de que los líderes socialistas aparezcan en inauguraciones oficiales cuando les corresponde y cuando no, ocupando una cuota de pantalla que tiene todos los visos de estar pactada con UPN hasta en sus últimos detalles. El acuerdo entre UPN y PSN parece ir mucho más allá de lo que son unos Presupuestos o algunos cargos públicos.

En este contexto, las declaraciones de los líderes socialistas en los últimos tiempos no tienen desperdicio. Parece que la ronda de contactos bilaterales con los partidos políticos del arco parlamentario navarro no ha sido suficiente para lavar la conciencia del PSN y están buscando otras fórmulas para lograrlo. Así al menos es como cabría interpretar el último anuncio hecho por los socialistas, en este caso por Román Felones. El portavoz socialista en la Comisión de Cultura y Turismo ha propuesto que el Parlamento en pleno haga una etapa del Camino de Santiago. Hasta se ha ofrecido para hacer de guía turístico (o cultural, pues da la impresión de que a Felones, como a Corpas, les parece la misma cosa).

Puestos a elegir, Felones prefiere jugar en casa y hacer la etapa que va de Puente la Reina/Gares a Estella, iniciando el recorrido en Eunate y concluyendo la cuchipanda con una comida en Estella, con un cafelito reconstituyente por el camino, en Puente, y quién sabe si tal vez alguna caña en Mañeru o Villatuerta. Para que el asunto tenga alguna similitud con lo que el Camino representa (peregrinación a Santiago) Felones propone que un tramo, entre Mañeru y Cirauqui, se haga andando, abandonando durante esos 2,9 esforzados kilómetros las comodidades del transporte oficial. La actividad, según el propio Felones, está dirigida a “contribuir al conocimiento y divulgación del Camino de Santiago en la efemérides del Año Santo Compostelano”. Sin embargo, tiene toda la pinta de que lo que busca en realidad no es otra cosa que “contribuir al conocimiento y divulgación de los parlamentarios en las localidades atravesadas por el Camino de Santiago aprovechando que es año pre-electoral”. Eso sí, ya que los señores parlamentarios salen de la Cámara Foral, que lo hagan en condiciones, con café, comida y lo que haga falta. ¿Ha pensado también en pedir dietas? ¿Y algún plus?

Es lo que tienen las propuestas socialistas, que parecen una cosa, pero en realidad quieren decir otra. De la misma forma que impulsan un bloque social de progreso pero pactan con UPN, cuando proponen realizar una etapa del Camino de Santiago, lo que hacen es organizarse una cuchipanda. O tal vez haya que pensar que ha sido el subconsciente de los líderes del PSN el que ha actuado en este caso, sabiendo, como deben saber, que siendo Año Jacobeo, al cruzar las puertas de Santiago les serían perdonados todos sus pecados. Pero, ojo, porque para ello debe haber arrepentimiento y, de momento, no lo parece.

Read Full Post »

NACIONALISTAS

No es casualidad que lo primero que diga Roberto Jiménez, tras su reunión con los representantes de NaBai en el marco de la ronda de reuniones-marketing que está manteniendo últimamente con todos los partidos, sea que tiene la impresión de haberse reunido no con uno, sino con cuatro partidos, pero como es un tema recurrente y, además, estoy seguro de que ese titular fácil lo llevaba preparado desde casa, no le daré mayor importancia.

Sí me parece grave que alguien que está sustentando a uno de los gobiernos más retrógrados en lo social y “derechones” en lo económico que puede haber en Europa se permita el lujo de juzgar si esta coalición es o no de izquierdas o, como él dice, “progresista”. Dejando a un lado el hecho de que el progresismo de cada cual (partidos políticos, asociaciones y personas) se demuestra con hechos más que con discursos, y en ese sentido creo que NaBai ha demostrado hasta la fecha en qué lado de la balanza se sitúa, lo que me parece un insulto a la inteligencia es negar esa condición con el sólido argumento de que las preocupaciones nacionalistas no dejan sitio a las sociales y económicas. Es decir, lo tantas veces oído de que si eres nacionalista no puedes ser de izquierdas. Que se lo digan al Partido Comunista de España o al de Portugal, o al propio Partido Socialista Obrero Español. ¿De dónde se consideran sus miembros? ¿Sólo del mundo, y si no lo hacen no tienen derecho a opinar sobre nada? ¿Qué pasa, que el hecho de querer actuar básicamente sobre la parte de este mundo que cada quien considera su patria inhabilita para opinar de algo que trascienda los himnos y banderas? Con la ley de extranjería que han aprobado recientemente en el Congreso de los Diputados no le queda a uno la impresión de que los y las representantes del PSOE (incluyendo, lógicamente, a los dos del PSN) sean tan “ciudadanos del mundo” como sus declaraciones parecen dar a entender. “España para los españoles” es lo que se transmite, y creo que ese frase ya la había oído a alguien antes… Ni me imagino a algún dirigente nacionalista afirmando “Euskal Herria para los vascos”… Por otra parte, ¿cuál es la razón de que esté él gobernando con UPN, pese a las evidentes discrepancias ideológicas entre sus respectivas bases? Lo que une a ambos partidos es la bandera española, no el tipo de mundo que desean construir, y ahí están las discrepancias sociales (aborto, homosexualidad, religión/laicidad…), si bien es cierto que –por desgracia– en lo económico cada vez se parecen más, al menos las élites. Cemento es para ellos y ellas la palabra clave, problema y solución. Ahí va un nacionalista, español y económico, que actúa como si todavía no se hubiera dado cuenta.

Por otra parte, tenemos al consejero Caballero, que en un alarde de visión política descubre que NaBai quiere los votos de las gentes de la izquierda abertzale (la razón de que haya abierto los ojos, los txupinazos del pasado verano). Claro, y si es posible convencer a l@s votantes socialistas y de IU de que es la mejor opción de progreso, también. Supongo que a la inversa pasará igual, ¿no? ¿Dónde está el problema? ¿No son gente digna de ejercer el derecho al voto? Igual me dice que tienen las manos manchadas de sangre, como está de moda en más de una tertulia del españolismo más rancio. Yo de eso no entiendo mucho, la verdad, pero quizás podría preguntar a su antiguo compañero de partido, el gran historiador J. I. del Burgo quién tiene y quién no tiene manchadas las manos en Navarra, y por qué.

Lo que traslucen esas declaraciones (además de la indecencia moral de achacar a NaBai un aprovechamiento de la ilegalización, aprobada con su voto en contra, y de la que UPN es uno de los principales artífices y beneficiarios), es que no tiene en cuenta para nada a los posibles votantes de esos partidos (PSOE e IU, por ejemplo) que pudieran estar tentados de votar a NaBai. Él establece una línea divisoria entre navarros y navarras “nacionalistas” y “no nacionalistas”, como si de dos mundos diferentes se tratara. Es obvio que es así en su mundo maniqueo, pero tenemos que trabajar para que el sentimiento nacional de cada cual no sea –al menos tanto como hasta ahora– factor de división en nuestra sociedad. Él ni se plantea –o no quiere que la sociedad reflexione sobre ello– que pueda haber vasos comunicantes que trasciendan las banderas, construidos a través de la solidaridad entre trabajadores y trabajadoras o las ideas laicas o la liberación de género o… Otro nacionalista, español y económico para más señas, que trata de disimularlo en su discurso.

Read Full Post »

El mes de enero se publicó en prensa una noticia ante la que un ciudadano despistado habría pensado que tras las Navidades nuestros políticos se habían vuelto locos: el alcalde de Zizur Mayor, de Nabai, niega a un trabajador del Ayuntamiento el permiso para estudiar euskera y los concejales de UPN y PSN solicitan un pleno para condenar esa decisión del alcalde y exigir que se autorice a ese trabajador a asistir al curso. A que leído así parece el mundo al revés.
Pero si uno escucha los argumentos expuestos por el alcalde y estudia lo que UPN y PSN han aprobado en el Parlamento de Navarra para el euskera para el año 2010, o estudia de qué manera proceden con el euskera estos partidos en ayuntamientos que tienen la alcaldía, entonces se entiende mejor la noticia.
Resulta inmoral que quien ha aprobado una drástica reducción del 45 % de la subvención a todos los ayuntamientos que tienen servicio municipal de euskera critique que no se autorice la asistencia a un curso en enero al secretario municipal por necesidades del servicio. El alcalde lo ha explicado en prensa y en el pleno, ha dicho que se le indicó que en enero había mucho trabajo y que debería realizar el curso en otras fechas. Pero la explicación no satisface a la oposición, no porque ellos procederían de otra manera en un caso similar, sino porque quieren sacar rentabilidad política.
Basta con analizar números y procederes para ver que hay de auténtico en las vestiduras rasgadas de estos dos grupos políticos.
– ¿Afecta el color político del ayuntamiento al apoyo al desarrollo del euskera en esa administración? Evidentemente sí. La alcaldesa de Estella, UPN, afirma que el euskera es contrario al ideario de UPN. Muchos de los ayuntamientos gobernados por UPN o PSN, con honrosas excepciones, asignan bajos presupuestos a la normalización del euskera, por el contrario, los ayuntamientos gestionados por Nabai suelen asignar más recursos y adoptan medidas que fomentan el euskera en la localidad y buscan respetar los derechos lingüísticos de los vascohablantes en su localidad. Y si este último año se están viendo obligados a revisar a la baja la dotación de los servicios municipales de euskera es como consecuencia del drástico recorte presupuestario en el Parlamento.
– Casi todos los ayuntamientos de las zonas vascófona y mixta y 2 de la no vascófona tienen suscrito un convenio de colaboración con el Gobierno de Navarra desde 1998 para la financiación y colaboración de los servicios municipales de euskera. Existen un total de 24 servicios municipales que dan trabajo a 28 técnicos municipales. La dotación presupuestaria en 2008 fue de 550.000,00 euros, el año 2009 fue de 350.000,00 euros y para el año 2010 se ha aprobado una dotación de 163.601,00 euros. El recorte es del 70%.
– Los autores de dicho recorte son UPN y PSN, que en el Parlamento aprueban unas partidas que no alcanzan los importes acordados en el Convenio pero se sienten autorizados a criticar la actuación del alcalde de Zizur, y quedan mudos ante sus hermanos mayores. Porque resulta que siguiendo el texto del Convenio firmado por el Gobierno de Navarra, la dotación presupuestaria anual para los servicios municipales de euskera debería ser de al menos 1.000.000,00 euros.
– Los homólogos de UPN y PSN gobiernan en la Comunidad Autónoma Vasca. Si uno estudia el presupuesto aprobado para la Viceconsejería de Política Lingüística de la Comunidad vecina en 2010 puede observar que asciende a 99.175.595,00 euros (45,98 euros por habitante), inferior en un 3% al de 2009. El recorte aplicado es similar al recorte aplicado al conjunto del presupuesto. Si se miran los datos de Navarra el presupuesto para 2010 es de 3.191.002,00 euros (5,14 euros por habitante). El dato numérico indica un incremento de 1,4% respecto a 2009, pero hay que tener en cuenta que se han incorporado los traductores que antes dependían de otra unidad administrativa. Quitando este gasto la comparación da un recorte del 5,8% respecto a 2009. Un último dato: si se aplicara una estimación respecto a lo que cada Comunidad gasta en Política Lingüística y teniendo en cuenta el nivel de conocimiento de euskera de Navarra, la dotación presupuestaria necesaria para poder desarrollar lo que la Ley del Vascuence establece el Parlamento debería aprobar una partida para Euskarabidea de al menos 9.000.000,00 de euros (unos 15,00 euros por habitante), cantidad insuficiente para desarrollar un política lingüística activa pero que se podría considerar un buen comienzo. En la actualidad el presupuesto de Euskarabidea es de una tercera parte.
– ¿Nabai puede hacer más? Evidentemente sí. Es necesario dar muchos pasos para conseguir el respeto de los derechos lingüísticos de toda la ciudadanía Navarra y todos podemos hacer más de lo que hacemos. Pero no olvidemos que, aunque no todo lo que se tiene que hacer depende del dinero, es evidente que los recursos económicos actuales están por debajo de los mínimos necesarios.
– Y Euskarabidea puede hacer más? Con los recursos actuales es evidente que no, bueno tal vez sí. Podría pedir al Gobierno de Navarra que cumpla con la Ley del Euskera y podría hacerle ver que los recursos económicos actuales, por muy sustentados que estén por el Parlamento son muy insuficientes para poder desarrollar las funciones que tiene asignadas. Las críticas que recibe desde colectivos euskaltzales pueden escocer pero no se puede olvidar que los responsables del bloqueo de la institución no son esos colectivos sino quienes tienen la obligación de cumplir la normativa vigente. Al hilo de esto hablar de dimisiones siempre es una tentación, reconozco que yo ya habría dimitido, pero desde luego la dimisión no es la causa del problema ni supondría una solución. El problema está en otro lugar: sigue siendo un punto estratégico de la política de UPN ya que le da una alta rentabilidad política aparecer contra el nacionalismo y para muchos navarros nacionalismo vasco y euskera van unidos. Y si a eso añadimos que el PSN está permitiendo esta línea política, que muchos de sus dirigentes además comparten, pues ya tenemos montada la base de la estrategia.

Si UPN y PSN quieren avanzar en la normalización del euskera que lo demuestren en el Parlamento de Navarra y que dejen de utilizar la autorización de un curso de euskera a un empleado como pretexto para desgastar políticamente a Nabai. Ellos deberían ser los primeros en demostrar que el euskera no es un elemento de confrontación política, porque son los que gobiernan en Navarra.

Read Full Post »

Al hilo de lo que Txikitxu y Argututz han escrito estos días pasado, quería añadir una idea que creo que puede ser interesante al respecto del presente y el futuro de NaBai. Cuando surgió Nafarroa Bai hubo personas, líderes de partidos políticos, que sintieron cierto vértigo ante la idea de crear finalmente la tantas veces soñada coalición de partidos. Vértigo ante lo que podía convertirse en un movimiento en el que los partidos políticos se vieran arrastrados por una fuerza que los anulara en cierta medida o que, al menos, los relegara a un segundo plano.

Esto es exactamente lo que ocurrió en las elecciones de 2007. Un total de 77.893 votos, frente a los 57.659 conseguidos por Aralar, EA-PNV y Batzarre por separado en 2003 daban un fuerte respaldo a NaBai. En Navarra, de 8 parlamentarios se pasaba a 12; de 4ª, 6ª y 7ª fuerzas se pasaba a ser la segunda. En Pamplona, de 4 concejales se pasaba a 8; y de 4ª y 5ª fuerzas, se pasaba a ser la 2ª. Y podríamos seguir con un largo etcétera de ejemplos.

El éxito de NaBai es, por tanto, indiscutible y aunque parezca que son datos conocidos, creo importante volver a recordarlos. La inmensa mayoría de quienes votamos NaBai en 2007 seguimos creyendo que la mejor de las opciones para 2011 es NaBai. Es más, vistos los sondeos, hay quien en 2007 no votó a NaBai y sí lo hará el año que viene si se le da la oportunidad. Nafarroa Bai responde, por tanto, a una demanda social y política de primer orden y cuenta con un respaldo que ilusiona a quienes queremos cambiar Navarra y asusta a quienes se sienten muy cómodos en el status actual. Sin embargo, frente a toda lógica, son los propios partidos políticos de la coalición (los que deberían estar más interesados en impulsar NaBai) los que están poniendo más pegas.

Ante esta situación las preguntas que creo que nos podemos hacer y que ayudarán a entender el porqué de las dificultades internas a la hora de mantener y reforzar NaBai son: ¿a quién representan los partidos políticos? y ¿ante quién deben rendir cuentas? Si la respuesta fuese, ante sus votantes y ante lo que estos desean, el 80% (si no más) de los hipotéticos problemas a la hora de consolidar NaBai quedarían inmediatamente resueltos, ya que está claro que ese deseo es seguir adelante, crecer y forzar el cambio en Navarra desde las posiciones defendidas por NaBai en 2007. El problema estriba en que los partidos políticos no responden ante sus votantes, sino ante sus pocos cientos de militantes o, incluso, ante sus dirigentes y liberados, quienes transmiten después la información (la que consideran oportuno transmitir) a sus militantes.

Está claro que NaBai da miedo a algunas estructuras de partido porque es un movimiento que escapa al control del aparato y ante esa situación parece haber quien prefiere volver a presentarse a unas elecciones siendo un partido político sin ninguna posibilidad de llegar al Gobierno ni de influir realmente en él, pero manteniendo su espacio ordenado y controlado. Se argumentan diferencias en aspectos ideológicos irrenunciables, pero que luego no lo son tanto en la vida diaria y real de cada cual; o simplemente se acusa al vecino de hacer algo indebido, en lugar de centrarse en lo que nos une, que es lo que los votantes de NaBai ven como realmente importante.

Sería realmente descorazonador ver cómo la oportunidad por tantos ansiada de que Navarra sea un lugar donde también los que nos sentimos vascos podamos vivir dignamente (sin que las políticas de nuestro Gobierno se diseñen en contra nuestra) pasa ante nosotros y fracasa por la incapacidad de unos pocos. Poco importará de quién sea la culpa de que NaBai no se presente a las elecciones de 2011. Si eso llega a ocurrir no creo que seamos pocos los votantes de NaBai que nos quedemos en casa.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: